El Ca Beleño echa el cierre

Frankie Delgado.
Frankie Delgado. / PIÑA

El histórico pub se despedirá el sábado después de 30 años en la noche y la música

G. D. -R. OVIEDO.

«Pues claro que me da pena cerrar, pero, ¿sabes? es como cuando cambias de casa, también tienes ilusión por la nueva », explica Frankie Delgado. Ca Beleño, su pub, el histórico pub de la cuesta de Marttínez Vigil, cerrará sus puertas en la madrugada del sábado al domingo después de 30 años. «Cerramos para crecer, allí era imposible», dice. Porque Ca Beleño cierra, pero Ordum, la cerveza de Frankie crece. Desde hace más de año y medio, trabaja en la «recuparación de un antiguo balneario en Borines», que espera presentar «si todo va bien y no hay ningún imprevisto» justo un mes después de decir adiós a Ca Beleño. El edificio «será nuestra fábrica, porque vamos a pasar a embotellar y distribuir» esas cervezas que ya elaboraba desde 2012 en el primer 'brewpub' que ha visto Oviedo. Esas y otras que ya tiene en la cabeza, con agua fresca de manantial e ingredientes tan asturianos, aunque no en exclusiva, como muchas de las músicas folk que han sonado en Ca Beleño en los últimos 30 años.

Cuesta arriba

«Es que cada vez era más difícil organizar conciertos», explica de una situación, la de la música en directo en la ciudad, que amarga a hosteleros y músicos por igual y a él, que es y ha sido las dos cosas a la vez, el doble. De hecho, Delgado fue uno de los primeros líderes del movimiento que unió a ambos colectivos para tratar de cambiar la Ley de Espectáculos Públicos, tras ser denunciado por un concierto.

Ahora no tendrá problemas. En Borines tiene el espacio que necesitan sus inquietudes de maestro cervecero y también las musicales, con espacio de sobra y libertad «para organizar conciertos, catas, desmostraciones o jornadas», enumera quien fuera miembro de Beleño, una de las bandas fundacionales del la música celta en Asturias.

La página de Ca Beleño en Facebook se ha llenado estos días de lamentos, recuerdos y exigencias de explicaciones a Frankie. La más repetida suma incredulidad y signos de exclamación e interrogación para expresar '¿¡cómo que cierra Ca Beleño!?'. «Hemos cumplido una etapa y para crecer tenemos que irnos». En el nuevo proyecto, se unen las aguas de Borines y Ca Beleño. «Habría que hacer un repaso histórico del bar», bucea en su memoria Frankie. Lo que recuerdan sus clientes es el buen ambiente, la cerveza y los carajillos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos