Caunedo acusa a Urbanismo de forzar la ley para cerrar la cantera de La Belonga

Caunedo acusa a Urbanismo de forzar la ley para cerrar la cantera de La Belonga
La cantera de La Belonga, sobre la que pesa una orden de cese de actividad. / MARIO ROJAS

Afirma que la clausura puede dar lugar a posibles indemnizaciones a la empresa y Del Páramo le replica que desconoce las competencias municipales

G. D. -R. /D. L. /C. P. OVIEDO.

¿Tiene competencias el Ayuntamiento de Oviedo sobre la actividad minera? La respuesta es fácil, monosilábica y negativa. El portavoz del PP, Agustín Iglesias Caunedo, lo recordó ayer. Sostuvo que la única posibilidad que el Consistorio tiene para intervenir y paralizar la cantera de La Belonga es «por la falta de licencia» de una de las naves y acusó al tripartito de «jugar al límite de la ley, para encontrar una disculpa con la que cerrar» la planta.

Caunedo recordó que la falta de licencia en esa nave industrial, que la empresa afirma haber solicitado hace medio año, «es una falta subsanable». El cierre de la planta, con la clausura ordenada por el Ayuntamiento de la cinta transportadora y la planta transformadora, «no tiene nada que ver con el ruido ni con el polvo» y «tiene el único objetivo de tapar el engaño a los vecinos con la planta de Priorio».

Según Caunedo, «se ha engañado a los vecinos y se ha participado en movilizaciones por parte del tripartito y del concejal de Urbanismo, anunciando que se iba a paralizar la explotación de Priorio» sabiendo que si el Principado la autoriza, habrá que darle licencia. «Con el objetivo de tapar este engaño se busca la oportunidad de cerrar la cantera de La Belonga, creo que bordeando la legalidad, estamos en un supuesto que podría dar lugar a importantes indemnizaciones por daños y perjuicios a la empresa».

Más información

El concejal de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo, respondió sobre la marcha a las declaraciones del líder de la oposición. Calificó de «muy preocupante que, después de tantos años en el Ayuntamiento, Caunedo no conozca las competencias municipales». Insistió en diferenciar que «el cese de actividad no se decreta sobre ninguna explotación minera», que sería competencia de la Consejería de Industria, sino «sobre la planta de transformación» que está sujeta a la normativa municipal de licencias de actividad y urbanísticas, contaminación ambiental y ruido. «Si una instalación industrial no cumple la legalidad en alguno de estos apartados, el Ayuntamiento está obligado a cesar su actividad», detalló.

Del Páramo avanzó que en la mañana de ayer los técnicos realizaron nuevas mediciones, «para lo que se tuvieron que poner las cintas en marcha», y recalcó que los técnicos están estudiando los datos para ver si se podría hacer una apertura parcial de las instalaciones. En la actualidad, la cantera cuenta con una veintena de trabajadores directos y otras cuatro decenas indirectos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos