Cinco conductores dieron positivo con más del doble de la tasa de alcohol permitida

Cinco conductores dieron positivo con más del doble de la tasa de alcohol permitida

Salvo las denuncias contra la Seguridad Vial, la ciudad vivió una primera noche del año sin incidentes ni altercados de gravedad

J. C. A. OVIEDO.

Los ovetenses tomaron las uvas en paz. La capital del Principado despidió el año 2017 y saludó a este 2018 con celebraciones en familia, fiestas en bares y discotecas y cotillones de los más diversos pelajes repartidos por toda la ciudad. Salvo incidentes menores, apenas se produjeron altercados que atentaran contra el mínimo de convivencia en una noche, la primera de cada año, que tiende al exceso y que pone en alerta a los efectivos de seguiridad ciudadana.

En ese dispositivo, que se alargó hasta la media tarde de ayer, los agentes se enfrentaron a una combinación habitual todos los fines de semana, pero que en fiestas de guardar se multiplica: la consabida mezcla de alcohol y conducción. Según infomaron fuentes de Seguridad Ciudadana, la Policía Local interceptó en las calles de Oviedo a cinco conductores que sobrepasaron el doble de la tasa permitida de alcohol y se les imputa un posible delito penal contra la Seguridad Vial.

A las cinco y a las seis de la madrugada los agentes interceptarona a sendos conductores. A las 9.30 horas, en la plaza de La Escandalera, el control allí ubicado examinó a un taxista de Siero que también dio posivo en esos términos. Más entrados en la mañana, a las 12.06 del medio día y a las 13.57 horas, fueron los dos últimos atestados que notificó Seguridad Ciudadana.

El último de ellos, se efectuó una vez que el conductor del vehículo perdiera el control del coche y se estrellara «levemente» contra una de las vallas de protección peatonal en la calle Ernesto Winter Blanco que une Ciudad Naranco con la rotonda Luis Oliver.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos