Cinco empresas asturianas se ponen en manos del talento universitario

Representantes de Alsa, Capsa, Liberbank, Seresco y EDP junto a Rubén Rosón, la vicerrectora Eugenia Suárez y el decano Julio Tascón. / M. R.

La iniciativa 'Sí, somos innovación' pone en contacto a los estudiantes con compañias líderes en sus sectores

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

Ochenta alumnos de diferentes titulaciones de la Universidad de Oviedo participan en el programa 'Sí, somos innovación' en el que tendrán que resolver trece problemas reales planteados por las empresas Capsa, Seresco, ALSA, EdP y Liberbank. Para ello se les pide que empleen pensamiento disruptivo, esto es, una manera imaginativa y no convencional de afrontar situaciones reales en el ámbito del I+D+i de las compañías.

Ayer, la vicerrectora Eugenia Suárez Serrano, responsable del área de Cooperación con la Empresa de la institución académica; Julio Tascón, decano de la Facultad de Economía; y Rubén Rosón, concejal de Empleo del Ayuntamiento de Oviedo presentaron el programa dirigido a estudiantes de los últimos cursos de sus titulaciones. Aquellos que en poco tiempo pasarán de la calidez de su alma máter a la intemperie del mercado laboral.

Así, uno de los objetivos de la convocatoria es la de crear una red en la que los jóvenes estén conectados con sus futuros empleadores. Paco Prieto, el consultor que dirigirá a los alumnos a buen puerto, lo explicó así: «En estas empresas hay gente muy lista que es capaz de abrir sus puertas para seguir buscando gente muy lista».

El ser humano lleva innovando desde que dejó de usar patas para tener piernas. Pero en un mundo de «incertidumbres» y en constante revisión de lo establecido como, «ordenar la vida a través de un puesto de trabajo que dura 30 años», explicó Rosón en su intervención, no sirve siquiera lo que está en los libros de texto.

Suárez Serrano abundó en la idea de que en los diferentes retos, en los que los alumnos mejorarán sus competencias comunicativas y aprenderán a usar herramientas de gestión de proyectos, «sirven para que aprendan competencias transversales que no da tiempo a explicar en el aula».

En esta edición, los alumnos tendrán que trabajar con los desafíos que plantea la transformación digital y la experiencia de usuario-cliente. Liberbank, en uno de los cinco talleres que patrocina, les conmina a utilizar la inteligencia de datos para generar valor añadido. Seresco, por su parte, quiere tener pensando a los estudiantes en cómo optimizar el consumo energético en las pymes.

Por otro lado, la eléctrica EdP puso sobre la mesa todo su arsenal: el impulso del vehículo eléctrico y afrontar el cambio de un cliente nalógico a otro digital. Asimismo, Capsa invitó a que trabajaran en conseguir que los jóvenes consuman más productos lácteos. Y ALSA pretende innovar para lograr un autobús autónomo. Los equipos de estudiantes tienen de plazo hasta finales de noviembre para desarrollar sus ideas y presentarlas a las empresas como si se tratara de un proyecto real. La inciativa tiene el apoyo de Oviedo Emprende y de la Fundación Universidad de Oviedo.

Fotos

Vídeos