La ciudad contará cien nuevos bancos, «una demanda vecina continua»

Una pareja sentada ayer en un banco del Campo. / PABLO LORENZANA

J. C. A.

El Ayuntamiento de Oviedo anunció ayer la licitación para reponer o instalar cien bancos del parque de mobiliario urbano de la ciudad, a un precio de 250 euros la pieza. Según versa la motivación del concurso, «el incremento de la media de edad de los ciudadanos y los hábitos de vida más saludables hacen que muchas personas salgan a la calle a pasear y realizar sus quehaceres». Los bancos son «una demanda vecinal continua, no sólo en plazas y parque públicos, sino también en las aceras de las calles y zonas peatonales».

Las empresas que quieran concurrir al concurso deberán entregar sus ofertas en treinta días.

Como adelantó EL COMERCIO, el Ayuntamiento tiene previsto acometer un cambio de modelo de mobiliario urbano. Hasta que eso sea así, los cien bancos de nueva implantación seguirán siendo del modelo tradicional como el que nos podemos encontrar a día de hoy en la calle. Acabados en madera «tropical» y de estructura metálica, rematada en pintura «oxirón al horno o bien con pintura epoxi». Irán anclados al suelo.

Sin embargo, de esa futura revisión de los elementos que conforman el paisaje de la ciudad, se espera que permitan «a los ciudadanos interactuar con su entorno y entre ellos.

Tenemos un modelo de «ciudad dura» y de lo que se trata es de permitir a los ciudadanos crear vida en las plazas y tejido social», según explicó en su día Ignacio Fernández del Páramo, concejal de Urbanismo. La idea es que esos elementos se puedan mover, para charlar, jugar a las cartas... En definitiva, que no sean meros elementos decorativos y que se puedan emplear de manera flexible. Al tiempo que esto suceda, también se renovarán las papeleras cilíndricas y el Ayuntamiento ha pedido un crédito al Estado de cuatro millones para renovar las ineficientes farolas isabelinas.

Fotos

Vídeos