Una ciudad de media hora

Una pareja observa el dibujo de un edificio de la calle Cervantes.
Una pareja observa el dibujo de un edificio de la calle Cervantes. / ALEX PIÑA

Francisco Suárez imagina quince obras de la arquitectura ovetense sobre una arriesgada propuesta escénica 'Oviedo en el letargo del dibujante' se expone hasta el día 24 en Trascorrales

J. C. A. OVIEDO.

El visitante que se adentre en la plaza de Trascorrales para visitar exposición 'Oviedo en el letargo del dibujante' contemplará quince dibujos del artista Francisco Suárez inspirados en otros tantos ejemplos de la arquitectura reciente de la ciudad. Entre ellos, el Termómetro de Vidal Saíz Heres, el Serrucho de Álvarez Castelao, la facultad de Geología, la Casa Roja o el edificio de los Alsa.

Gracias a la cuidada disposición de las obras en los paneles, el paseante vivirá en apenas media hora un día en la ciudad. El espacio se ha distribuido para tal fin como si de la planta de un núcleo urbano se tratara. Con sus plazas y sus calles y hasta las estatuas de la capital del Principado pintadas con material luminescente para que «estén pero no molesten», según el responsable del montaje, Carlos Casero. La iluminación también juega un papel importante. En esa media hora propuesta, el juego de luces va desde la noche cerrada hasta el día claro. «El visitante nunca sabe en qué momento del día va a entrar», explicó Casero. Solo falta el orbayo.

Francisco Suárez, por su parte, explicó que la idea surgió en colaboración con el Colegio de Arquitectos. «Me propusieron dibujar edificios de Oviedo y me gustó». Para este artista gráfico que diseña por ordenador, cada casa o elementos de la ciudad fue un reto porque «apliqué técnicas diferentes a cada dibujo».

No hay ninguno igual. «El de los Alsa sabía cómo dibujarlo semanas antes de empezar pero el del Termómetro, por ejemplo, tuvo más trabajo. Casi de boceto». Aparte de la escenografía y la mano de Suárez, cada elemento expuesto lleva aparejada una explicación a cargo de Omar Ro. Ma., también arquitecto.

Ayer, en la inauguración, el alcalde Wenceslao López destacó el papel del Colegio «para poner en valor la arquitectura de Oviedo». Sonia Puente, decana de los Arquitectos, afirmó que esta exposición sirve para dar a conocer el urbanismo» de la ciudad. Roberto Sánchez Ramos, concejal de Cultura, destacó la sensibilidad del dibujante que «nos enamoró a todos».

La muestra se podrá visitar hasta el próximo 24 de septiembre.

Fotos

Vídeos