Ciudadanos propone la creación del debate sobre el estado de la ciudad

Luis Pacho.
Luis Pacho.

La formación naranja propone un cambio en el reglamento del Pleno para limitar el tiempo de debate de las mociones

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Martes 1 de agosto. Cinco de la tarde. Arranca el Pleno ordinario correspondiente al octavo mes del año. Nada más empezar, el alcalde se come un turno de palabra que le correspondía a Ciudadanos, mientras se debatía una moción sobre las inmatriculaciones de la Iglesia, presentadas por el equipo de gobierno. Esta situación cabreó tanto a Luis Pacho que durante las últimas semanas ha estado trabajando en una propuesta para modificar el reglamento.

No solo quiere limitar el tiempo de discusión de las mociones, sino que también crear un pleno específico sobre el estado de la ciudad. Esta idea no es nueva. El PSOE la propuso en el programa electoral con el que se presentó a las elecciones municipales. Pero desde el 24 de mayo de 2015 no se ha hablado más de esta iniciativa hasta ahora. A la formación naranja le gustaría que se celebrase una vez al año, al igual que ocurre en la Junta del Principado o en el Congreso de los Diputados.

También quiere que en las sesiones ordinarias exista un turno de ruegos y preguntas para las asociaciones y las personas implicadas en los puntos aporten su punto de vista y que la concesión de Honores y Distinciones se trate los primeros martes de mes.

Respecto a los turnos de palabra, Pacho propone un cambio en profundidad. El reglamento dice que cada grupo municipal dispone de dos turnos de intervención, excepto el proponente que cuenta con tres al cerrar el debate. Pero no se especifica el orden de palabra. Ahí fue cuando a principios de agosto, Wenceslao López se equivocó y anuló la réplica del edil de Ciudadanos. Para que «estos trucos trileros del tripartito no se vuelvan a repetir», quiere que se establezca cuándo debe hablar cada partido.

Además, Pacho se queja de que si el equipo de gobierno lleva una moción al pleno, los concejales de PSOE, Somos e Izquierda Unida pueden hablar siete veces a lo largo de 55 minutos. Mientras que la oposición sólo cuenta con cuatro intervenciones. Lo que hace que una proposición sea debatida durante hora y medio y las sesiones sean interminables. Es más, la de agosto acabó alrededor las diez de la noche, superando las cinco horas.

Por otro lado, el líder de Ciudadanos intenta limitar los debates de política internacional. Sin ir más lejos en la sesión de agosto se habló de Venezuela y del Sáhara y él quiere limitar estos puntos ya que este órgano local «no es el lugar adecuado» para hablar de lo que pasa fuera de España a no ser que se traten temas de cooperación.

Comisión permanente

Luis Pacho ha propuesto la creación de una comisión permanente que analice el cumplimiento de los acuerdos plenarios. Explica que las propuestas realizadas a otras administraciones «han sido desatendidas sin que conozcamos el motivo». Puso de ejemplo el acuerdo para paralizar la fusión de los colegios Gesta I y II. Hace más de un año, PP, Somos, IU y Ciudadanos pidieron instar a la consejería de Educación que retrasase esta unificación. Los padres habían sido los últimos en enterarse de esta decisión complicada y había muchas dudas. Sin embargo no se sabe si ha habido respuesta por parte del Principado, ya que no ha sido comunicada a la oposición. Eso sí, cuando el gobierno regional pidió «la licencia de obra» esta se tramitó «de manera expeditiva y fulgurante».

Fotos

Vídeos