San Claudio despide a su párroco después de 15 años

Luis González recibió ayer el cariño de sus feligreses.
Luis González recibió ayer el cariño de sus feligreses. / P. LORENZANA

Vecinos y feligreses de esta localidad, de Loriana, Sograndio y Piedramuelle se unen para decir 'hasta luego' al sacerdote Luis González

G. D. -R. OVIEDO.

Con una misa y una comida de hermandad, vecinos y feligreses de San Claudio, Loriana, Sograndio y Santa Marina de Piedramuelle se reunieron ayer pata decir 'hasta luego' al que ha sido su sacerdote, director espiritual, contertulio, apoyo en momentos difíciles y amigo durante los últimos 15 años, el sacerdote Luis González, que deja las cuatro parroquias después de la última reorganización del Arzobispado y pasa a hacerse cargo de Sariego.

Durante sus años al frente del templo de San Roque y, desde 2003, de los de San Esteban de Sograndio, Santa María de Piedramuelle y San Bartolomé de Loriana, ahora en ruinas, González puso en marcha la delagación parroquial de Cáritas con el apoyo de muchos voluntarios y prestó atención a los más pequeños a través de la catequesis. Pero fue también un cura callejero, de vinín, cafetín y charla y cercano y combativo en los momentos duros del cierre de la antigua, centenaria e histórica Fábrica de Loza de San Claudio. Cerca de 400 vecinos quisieron ayer agradecerle ese y otros gestos más íntimos acudiendo a la eucaristía y, después, a un almuerzo en el llagar El Güelu, en Pruvia.

González deja la parroquia después de que el arzobispo, Jesús Sanz Montes, decidiese 30 nuevos nombramientos y la unificación de unas 50 parroquias en unidades pastorales el pasado mayo. Le sustituirá como párroco de San Claudio y manteniendo la unidad pastoral con Loriana, Piedramuelle y Sograndio, Abundio Martínez Malagón, que fue párroco en La Corredoria, capellán de Las Pelayas y, desde 2013, canónigo 'sochantre', Cantor mayor, de la Catedral.

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos