Códigos para descifrar árboles

Alumnos del Baudillo Arce con pequeños ordenadores para escribir las respuestas de la ginkana. / FOTOS: PABLO LORENZANA
Alumnos del Baudillo Arce con pequeños ordenadores para escribir las respuestas de la ginkana. / FOTOS: PABLO LORENZANA

Alumnos del colegio Baudillo Arce dan una clase de naturaleza a través de una ginkana tecnológica

D. LUMBRERAS OVIEDO.

Había un grupo de pequeños detectives a los que no se les escapaba ningún misterio: el Club de los Cinco. Y ayer, fueron cinco grupos de cinco alumnos de sexto de Primaria del Baudillo Arce los que resolvieron una ginkana que puso fin a su proyecto educativo: encontrar, siguiendo las pistas, uno de los árboles del patio, diferenciándolo de los demás. «Tenemos que leer los códigos QR con la tablet, conseguimos pistas y vamos al rincón de Infantil de la biblioteca para conseguir la información», explicaba, en plena faena, Julia Izquierdo.

Entonces empezó el frenesí. Carreras de un lado a otro de la biblioteca y del colegio al patio: tras averiguar qué árbol había que encontrar, tenían que ir a sacarle una foto, subirla a un almacenamiento en la nube y escribir en el ordenador las respuestas a los enigmas. Pero la red, saturada por las notas de Secundaria, falló y hubo que volver al lápiz y papel. La jefa de estudios, Luzdivina García, incluso tuvo que sacar el móvil para ayudar.

«Fue divertida pero tuve nervios, porque estaban los demás corriendo y gritando, y todos queríamos ganar», comentaba al finalizar Hugo Jorge García. Su compañera de equipo, Beatriz González coincidió en aprendieron «a diferenciar unos árboles de otros y a escanear un QR».

Pero en el aula les esperaba algo un poco menos divertido: una prueba, también relacionada con los árboles, pero que abarcaba todas las áreas del conocimiento de sexto, desde Matemáticas hasta Historia del Arte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos