El concejal de Cultura quiere crear una empresa pública para gestionar los festejos

El chiringuito de La Mateína, novedad el pasado año.
El chiringuito de La Mateína, novedad el pasado año. / M. ROJAS

Roberto Sánchez Ramos asegura que tiene el respaldo de sus socios de gobierno y que debe debatirse qué pasará con la SOF

DANIEL LUMBRERAS OVIEDO.

En pleno debate sobre si la SOF (Sociedad Ovetense de Festejos) debe integrarse en el Ayuntamiento directamente o a través de la FMC (Fundación Municipal de Cultura) a raíz de un cambio normativo de 2011 que, en palabras del alcalde, Wenceslao López, le impide «recibir fondos públicos». A la espera de un informe del secretario municipal sobre esta cuestión, el concejal de Festejos, Roberto Sánchez Ramos 'Rivi', irrumpió con una propuesta: «Oviedo tendrá que dar un paso hacia crear una empresa pública que gestione determinadas actividades que hoy, por cambios de la legislación, no puede hacer».

«Apostamos por un sistema público de festejos», frente al «capitalismo de amiguetes del PP», precisó luego el edil, para asegurar que «mis socios de gobierno están de acuerdo conmigo». 'Rivi' se refirió también a los ocho trabajadores de la SOF, a los que defendió que hay que «rescatar» y resituarlos «con un nuevo estatuto de la función pública».

«Un punto de referencia» para esta futura empresa pública sería la sociedad municipal gijonesa Divertia. «Nos damos varios meses de trabajo», avanzó el edil; ahora, tendrá que abrirse el debate sobre en qué posición, y con qué funciones, permanecería la SOF. «Yo no soy nadie para disolverla, no puedo decir a la asamblea de socios lo que tiene que hacer», declaró.

En una entrevista con este diario el pasado abril, preguntado sobre cuál era su posición sobre el futuro de la entidad, tras haber dicho el alcalde que era partidario de integrarla en la FMC, Rivi respondió: «Hay un problema jurídico complejo, la SOF es una sociedad privada. Pasó de diecinueve mil socios en 1991 a escasos cuatro mil 2017. A la derecha no le interesó potenciar esta sociedad». Prefirió no decantarse por una fórmula concreta, alegando que «la función crea el órgano».

La reacción de Ciudadanos no se hizo esperar. A través de una nota de prensa, la formación calificó el anuncio de 'Rivi' de «otra mentira más»: «Nos parecen extremadamente graves las palabras del señor Sánchez Ramos, dado que dejan en el aire de qué manera se van a gestionar las fiestas ovetenses a partir de ahora». «Manifestó en un Pleno que iba a potenciar la SOF», recordó el partido. El Ayuntamiento le destinó 2,3 millones de euros, tras un incremento presupuestario durante este ejercicio de 150.000 euros.

La formación naranja criticó también la «mala gestión de las expectativas» del munícipe, que «introduce en el personal de la SOF una peligrosa dosis de incertidumbre». Terminaron reclamando «una reunión de la SOF y que nos expliquen lo que se quiere hacer», y criticaron que estos encuentros de trabajo «habitualmente se hacen por sorpresa y de urgencia».

Fotos

Vídeos