Salud se ofrece a eliminar las ratas del solar del bazar incendiado en Pumarín

Francisco López observa el solar que ocupaba el almacén del bazar incendiado en Pumarín.
Francisco López observa el solar que ocupaba el almacén del bazar incendiado en Pumarín. / MARIO ROJAS

La Policía Científica concluye la investigación del siniestro sin que las aseguradoras hayan llegado a un acuerdo para el desescombro de la zona

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

La llamada de atención la dieron este miércoles los vecinos del inmueble afectado por el incendio que asoló un bazar en el número 36 de la avenida de Pumarín, el pasado 9 de febrero. Medio año después del siniestro, las ratas han colonizado los escombros y restos de amianto que dejó tras de sí el fuego. Los vecinos temen que la presencia de estos roedores desencadene en un «grave problema de salubridad». Su denuncia no ha caído en balde. La Concejalía de Salud se ha puesto a disposición de los vecinos. Desde el área que dirige Mercedes González han explicado que, a pesar de que el Ayuntamiento en este caso no puede actuar de oficio al tratarse de una propiedad privada, sí han atendido a la «excepcionalidad» de las circunstancias que rodean a la problemática de esta comunidad de propietarios. Para ello, hacen un llamamiento a los vecinos del inmueble para que soliciten al área de Salud Pública del Ayuntamiento la desratización del solar para así poder autorizar la entrada a los operarios encargados de llevar a cabo las tareas que pongan fin a la proliferación de ratas en el solar afectado. «El Ayuntamiento se pone a disposición de los vecinos», han asegurado fuentes de la Concejalía de Salud que dirige Mercedes González (Somos Oviedo).

La investigación

Los trabajos de investigación realizados por la Policía Científica para determinar qué originó el incendio ya han finalizado, así lo confirmaron fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Asturias. Este era un punto clave para determinar quién debe hacerse cargo de costear las tareas de desescombro total del solar afectado por los restos de amianto procedentes de la techumbre del bazar y que debe realizar una empresa especializada. El desencuentro entre las aseguradoras del edificio, del propio bazar incendiado y la de los inquilinos que regentaban el local impide, a día de hoy, llegar a un acuerdo medio año después del incendio.

Fotos

Vídeos