La concesionaria incorpora cuatro furgones eléctricos

La concesionaria del servicio de Aguas, Aqualia, presentó ayer en la plaza de la Catedral cuatro nuevos furgones para redes y atención al cliente. Se trata de los primeros cuatro vehículos totalmente eléctricos que incorpora el servicio y que reemplazarán a otros tantos con motores térmicos. Su entrada en servicio evitará la emisión de siete toneladas de dióxido de carbono al aire y supondrá el ahorro de 5.600 litros de combustible, detalló el gerente de Aqualia, Alfonso Tomás. Cuentan con una autonomía de 125 kilómetros y necesitan 15 horas para recargar sus baterías, siete con un cargador especial. La edil Ana Rivas destacó la apuesta por ir sustituyendo los vehículos de los servicios municipales por otros menos contaminantes y ruidosos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos