El concurso de rock llega a su ecuador con Sound Crush, Drunken Budha y Mad Rovers

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Treinta son los minutos que deben estar los grupos participantes en la vigésima edición del Concurso de Rock Alejandro Blanco 'Espina' sobre el escenario de la plaza Feijoo. Algunas bandas cronometran sus canciones al milímetro, pero a otras les cuesta más rellenar al haber ensayado un número escaso de temas y se dedican a monólogos que no puntúan.

Esta noche, tres grupos se jugarán pasar a la final, que se celebrará el sábado a partir de las 22.30 horas. Serán Sound Crush, Drunken Budha y Mad Rovers. Los primeros se constituyeron hace cuatro años y tocan canciones que van desde el rock característico de los años 80 hasta la versión más dura de este género musical. Los segundos componen temas inspiradas en los años 70 y tienen como instrumento característico el teclado, mientras que los terceros son una formación creada de las cenizas de un proyecto de Carlos Suárez y José Mora. El artista invitado será Amboaje, que se subirá a este montaje a las 0.30 horas.

Fotos

Vídeos