Condenado a 33 meses de prisión el empresario ruso que construyó un chalet en el Naranco

El chalet, durante la demolición./Alex Piña
El chalet, durante la demolición. / Alex Piña

El arquitecto ha sido también culpado a 15 meses de prisión

ROSALÍA AGUDÍN

Alexander Ermakov, el empresario ruso que construyó un chalet en un suelo no urbanizable del monte Naranco, ha sido condenado a 33 meses de prisión y el pago de una multa de 18 meses con una cuota de 20 euros. Por su parte, el arquitecto Alfredo Álvarez-Suares del Viilar ha sido sancionado con 15 meses de cárcel y el pago de una sanción de 20 euros durante 9 meses, según consta en la sentencia a la que ha tenido acceso este periódico.

Los hechos ahora sentenciados comenzaron a desarrollarse en 2006. Ermakov llegó a España y adquirió catorce fincas en Las Cabañas, un pequeño núcleo rural junto a Brañes. Vivió durante una temporada en una casa de la zona, sin embargo su estado de conservación no era el más adecuado: «Estaba lleno de ratas y no tenía agua ni saneamiento». Cuando este ruso se casó y su mujer se quedó embarazada decidió reformar este chalé y contactó con el arquitecto Álvarez Suárez del Villar que diseñó los planos.

Los permisos tardaron en llegar y pidió una solución. Le «ofrecieron la posibilidad de poner una caseta prefabricada de madera de forma provisional» donde habitar y eso hizo. Pero la caseta se construyó en suelo no urbanizable y ahora ambos han sido condenados por cometer una irregularidad.

En el juicio también estaban imputados tanto el constructor portugués Nuno Miguel como el montador Sergio Crespando. Ambos han sido absueltos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos