Un año de prisión para el hombre que quemó el 25% del cuerpo de un niño mientras le duchaba

El juez dice que no tuvo una «precaución mínima» el echarle el agua

ROSALÍA AGUDÍN

Un año de cárcel y una indemnización de 71.560 euros. Esta es la pena que el juez de lo Penal número 1 de Oviedo ha impuesto al hombre que quemó el 25% del cuerpo de un niño de tres años. mientras le duchaba. Los hechos tuvieron lugar el 21 de abril de 2015. El hombre fue a buscar al menor al colegio. Su madre había tenido un accidente de tráfico y le pidió al acusado si se podía hacer cargo de él hasta que ella llegase a la capital del Principado.

El hombre accedió y tanto él como sus hijos y la víctima pasaron media tarde en el Campo de San Francisco. Allí jugaron hasta que llegó la hora de la cena. Los cuatros se dirigieron a casa del procesado, situado en el centro de la ciudad, y la rutina de noche comenzó por el baño. Fue entonces cuando la madre telefoneó al acusado y le dijo que le bajase al niño al portal para llevárselo a casa. La respuesta fue que no podía porque en ese momento estaba en la ducha y le pidió que subiese a casa. Ella accedió y durante la cena tomaron la decisión de que se quedarían a dormir en este domicilio porque no se encontraba bien.

A eso de las doce de la noche, la mujer se acordó que había aparcado su coche en una zona de carga y descarga. Cogió las llaves del vehículo y dio vueltas por el centro de la ciudad hasta estacionarlo bien. Mientras la madre estaba fuera de la casa, su hijo se despertó. Decía que tenía pis, pero sufría diarrea. No le dio tiempo a llegar al wáter y el hombre decidió meterlo en la ducha. A lo largo de la vista, el hombre no recordaba si había medido la temperatura del agua y ahora el juez dice que en esos momentos "no tuvo un cuidado previo" mínimo antes de bañarle y el agua salió tan caliente que le quemó el 25% del cuerpo. Debido a estas lesiones el menor estuvo en la UVI pediátrica durante cuarenta y dos días.

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos