El Consejo de Igualdad pide una ciudad libre de «espectáculos machistas»

C. PÉREZ / J. CARLOS ABAD OVIEDO

«Las medidas preventivas son una carrera de fondo. No todo se consigue mediante sanciones, de lo que se trata es de alentar a la sociedad». Es el mensaje que trasladó la concejala de Igualdad, Marisa Ponga tras la reunión del Consejo de Igualdad, ayer por la mañana. De la reunión salió un comunicado en el que muestran su «total repulsa» hacia las acciones «que denigran a la mujer» en los espacios públicos de ocio. Del negro sobre blanco también se extrajeron medidas.

El Consejo de Igualdad estudiará una campaña de concienciación ciudadana «libre de sexismos» para las fiestas de San Mateo. Todo para «llamar la atención» de los colectivos sociales y vecinales para que las fiestas de barrio sean actividades «libres de machismo y respeten la dignidad de las mujeres». Para ello, se promoverán celebraciones que «eviten imágenes estereotipadas y espectáculos sexistas, xenófobos, racistas o lgtbfóbicos (lesbianas, gays y bisexuales)», reza el comunicado. «Estamos imbuidos en una sociedad patriarcal y machista y eso produce que normalicemos y banalicemos situaciones tan anómalas como las que se produjeron el otro día en el pregón, que incluso ha llegado a cierto nivel de histrionismo», calificó la edil del PSOE, ayer durante el recibimiento a los niños saharauis que llegaron a la ciudad a pasar sus vacaciones con familias ovetenses.

Marisa Ponga resaltó que con el comunicado emitido desde el Consejo de Igualdad se remueven «prejuicios» para que «la sociedad sea más igual y más defensora de los derechos humanos porque, al final, los derechos de la mujer son derechos humanos», puntualizó la edil Marisa Ponga.

El comunicado, redactado en el seno del Consejo de Igualdad, recalca que las fiestas populares constituyen un espacio de ocio familiar al que asisten menores que quedan sometidos a una «sexualización» y que presencian este tipo de violencia como una «práctica normalizada».

Fotos

Vídeos