El Consistorio pide al Principado que declare el Desarme fiesta de interés turístico

G. D. -R. OVIEDO.

La junta de gobierno acordó ayer solicitar al Principado que reconozca al Desarme como fiesta de interés turístico regional. Lo hizo a propuesta de la cofradía de la fiesta que resalta los valores gastronómicos, históricos y sociales de una celebración que, desde hace décadas, reúne a los ovetenses en torno a un plato de garbanzos con bacalao y espinacas.

Aunque el origen de la fiesta no es claro, la tradición dice que nació durante las guerras Carlistas cuando milicias liberales de la ciudad (Oviedo como casi todas las ciudades estaba con los 'isabelinos') arrebataron sus armas a una partida carlista después de que la soldadesca quedase adormecida tras la ingesta del guiso de bacalao y unos callos. Esa es la excusa, porque para la cronista de Oviedo «el menú en recuerdo de El Desarme comenzó a principios del siglo XX y se consolidó tras la guerra civil». Aún así, más de 80 años de tradición que, además, sirve de punto de reunión para compañeros de trabajo y pandillas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos