El Consistorio teme que retocar las bases para favorecer a mujeres retrase las plazas de bomberos

G. D. -R. OVIEDO.

La mesa general de negociación abordó ayer la posibilidad de modificar las bases de la convocatoria de plazas de bomberos para adecuar los requisitos de las pruebas físicas de forma que faciliten la incorporación de mujeres al servicio. La decisión quedó supeditada a un informe de la jefa del SEIS, Carmen del Prado, y aunque el consenso entre los sindicatos y el concejal de Personal, Iván Álvarez, es que el cambio de las bases es necesario, el equipo de gobierno y parte de los sindicatos temen que los trámites demoren la convocatoria de unas plazas que ya estaba lista para su publicación en el BOPA. El concejal de Seguridad, Ricardo Fernández, sin entrar en el fondo del asunto, recordó que la situación de la plantilla del servicio es crítica tras la jubilación el año pasado de otros seis funcionarios.

La escasez de efectivos está, además, multiplicando los costes en servicios extraordinarios que el equipo de gobierno había decido limitar por decreto, un acuerdo que está siendo imposible cumplir en los últimos meses y que tiene a algunos mandos con cerca de 400 horas extraordinarias frente a las 80 que autorizaba como máximo el decreto.

Lo peor es que el equipo de gobierno está atrapado entre la amenaza de que varios recursos contenciosos puedan frenar las plazas. «Si no se modifican, es seguro o casi que se recurrirán las bases», explicó el concejal de Personal, pero también hay amenaza por parte de algunos de los trabajadores con pleitear en el sentido contrario.

El Ayuntamiento ya vio paralizada la incorporación de una decena de policías locales cuando los sindictatos pidieron que se eliminase la edad máxima de 30 años para poder opositar. Los tribunales eliminaron el tope, siguiendo una sentencia del Tribunal Europeo, pero la convocatoria se retrasó casi dos años y el límite, curiosamente, sigue vigente en Gijón o Avilés, donde nadie recurrió contra el mismo.

Para reforzar Bomberos, el Ayuntamiento cuenta con sacar a oferta pública de empleo diez plazas, pero también con encontrar el modo de incluir en el mismo proceso las seis de los funcionarios que causaron baja el año pasado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos