«Hay un constante acoso y derribo del PP y Ciudadanos a la participación ciudadana»

La votación, el jueves, en Otero.
La votación, el jueves, en Otero. / MARIO ROJAS

El gobierno local denuncia la «táctica» de la oposición y defiende que no necesita autorización municipal para instalar la mesa de votaciones

J. C. A. OVIEDO.

Malestar en el equipo de gobierno por la forma de hacer oposición de PP y Ciudadanos a costa del proceso de votaciones de los presupuestos participativos. Eso es lo que se destila de la lectura del comunicado enviado a los medios un día después de que las formaciones naranja y popular cargaran duramente por la colocación de una «mesa ilegal» en la plaza de la Constitución.

Así, el equipo de gobierno «lamenta profundamente la táctica de constante acoso y derribo que los grupos políticos de la oposición, PP y Ciudadanos, practican contra las iniciativas municipales que tratan de implicar y escuchar a la ciudadanía en la gobernanza del concejo». El gobierno local destaca la puesta en marcha de los distritos y los presupuestos participativos y dice de ellos que «han sido hitos imposibles de alcanzar para el PP en casi un cuarto de siglo por su absoluta falta de respaldo a la participación ciudadana». Y califica como «bochornoso y mezquino que censuren cada paso que da el equipo de gobierno en este campo cuando su balance de gestión en materia participativa en más de dos décadas es un erial político».

El jueves Covadonga Díaz, concejala popular, y Luis Zaragoza, de Ciudadanos, atacaron la colocación de una mesa para las votaciones en la plaza de la Constitución. Díaz, además, vio intereses espurios en los presupuestos participativos para «adjudicar dinero público a los afines a través de un proceso manipulado e irregular».

Ocupación pública

En cuanto a la ubicación de la mesa, el equipo de gobierno dejó claro que «los distintos departamentos municipales no requieren de autorización administrativa alguna para realizar las actividades de su competencia en ningún espacio municipal». Autorización no, pero «notificación y coordinación» sí. De esta manera, la instalación de la mesa para el proceso de votación de los presupuestos participativos, según las fuentes del gobierno, «estaba prevista entre las 11 y las 13.30 horas y que la Policía Local, ante la insistencia de la oposición, se limitó a confirmar que así era. Al terminar la actividad se quitó la mesa tal y como estaba programado».

Por último, el tripartito advirtió a sus rivales de que «por mucho que el Partido Popular y Ciudadanos quieran enturbiar la vida municipal, no van a poder frenar ni la participación social, ni las fiestas de San Mateo, ni el resto de proyectos que este equipo de gobierno promueve y va a seguir promoviendo para mejorar la calidad de vida de los vecinos de nuestro municipio». Y solicitó a la oposición una labor «responsable».

Fotos

Vídeos