Se constituye la junta de compensación de El Rayo-Mercadín

Este proyecto fue paralizado por los tribunales hace cuatro años y el estado de la zona es de absoluto abandono

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

El Ayuntamiento desbloqueó ayer la situación de la urbanización de El Rayo-Mercadín. El equipo de gobierno aprobó la constitución de la junta de compensación de este proyecto, después de que en 2013 el Tribunal Superior de Justicia de Asturias anulase el plan especial que el gobierno del Partido Popular aprobó a través de una tramitación exprés en el último Pleno del mandato 2007-2011.

A lo largo de esta asamblea, el concejal de Urbanismo pidió perdón a los vecinos por los retrasos en la tramitación, ya que el paso del tiempo había provocado «ruinas, abandono, focos de insalubridad e inseguridad». Pero este paso adelante pronto se vio truncado. Los juzgados lo echaron a abajo y desde entonces los promotores (Los Alamos, Comansa Construcciones y Promociones y Promotora de Carnes del Principado de Asturias) lo han rehecho sin éxito y se han pasado los años dándoles vueltas. En enero se consiguió aprobarlo de forma inicial y ayer se creó la junta de compensación.

En concreto, este proyecto incluye una inversión de 5,3 millones de euros que convertirán las cinco hectáreas de terreno en una prolongación de la avenida Torrelavega y la intención es construir casi 600 viviendas y edificios que tendrán hasta ocho alturas. También, se proyectará un vial de alta capacidad que bordeará el este de la ciudad.

Mientras la tramitación administrativa continúa, el estado de estos terrenos es cada vez más precario. Los edificios están en estado ruinoso y se han registrado al menos cuatro incendios en los últimos años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos