La contratación de un máximo de 20 serenos ascenderá a 700.000 euros

Un sereno haciendo ronda por un aparcamiento de la ciudad. / ROJAS
Un sereno haciendo ronda por un aparcamiento de la ciudad. / ROJAS

El edil de Economía y Empleo explica que serán desempleados contratados por una empresa de inserción laboral

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

El equipo de gobierno lleva desde 2016 «trabajando» en la idea de recuperar el servicio de serenos en la ciudad. Si nada se tuerce, el proyecto que está desarrollando junto con la Agrupación de Sociedades Asturianas de Trabajo Asociado y Economía Social (Asata), tomará forma a finales de 2018.

El concejal de Economía y Empleo, Rubén Rosón, adelantó ayer durante un desayuno en el Vivero de la Salud de La Corredoria dos de los puntos cardinales de este nuevo servicio municipal: el económico y el laboral.

Del primero, apuntó que se prevé un desembolso de 700.000 euros. No descartó la cofinanciación privada: «Estamos estudiando cuáles serían los comercios y comunidades de vecinos y propietarios dispuestos a aportar una causa testimonial para cofinanciar el servicio», adelantó el edil. El objetivo es que los beneficiarios sean «no más de veinte personas», cifró, con el claro objetivo de fomentar la reinserción laboral : serán «desempleados», apuntó.

Las posibilidades de contratación pasan por «varias fórmulas administrativas». Una de ellas sería la firma de un contrato con una entidad para que desarrolle el servicio de serenos. También se baraja la opción de un convenio nominativo para que pueda sufragar los gastos de la actividad. Sin embargo, la que más peso gana es la posibilidad de contar con una empresa de inserción laboral para cumplir con el objetivo de creación de empleo. Rubén Rosón argumentó que existe una figura en la Ley de Contratos, denominada reserva del contrato, que posibilitaría al Ayuntamiento la contratación de más personal para un servicio municipal sin vulnerar la Ley Estabilidad Presupuestaria. «Nosotros podríamos reservar un tanto por ciento de esa contratación pública destinada exclusivamente a eso y nos aseguraríamos esa labor de contratar desempleados para realizar un nuevo servicio público», especificó el concejal.

Más seguridad

El concejal de Economía y Empleo defendió la puesta en marcha del servicio de serenos en base a la creación de un «nuevo servicio público ligado al bienestar para que las personas de los barrios en los que se implante este servicio puedan vivir más seguros gracias a este sistema de cuidadores de barrio».

El servicio de serenos se coordinará con la Concejalía de Seguridad Ciudadana y se implantará en cinco zonas de la ciudad: La Argañosa, Centro, Ciudad Naranco, La Corredoria y Pumarín. La idea es que los serenos realicen rondas periódicas por zonas predeterminadas de esos barrios en horario de once de la noche a siete de la mañana a lo largo de todo el año para prestar ayuda a comercios, vecinos y servicios públicos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos