Los contratos de la Feria de Muestras saltan del Contencioso al Penal

Los contratos de la Feria de Muestras saltan del Contencioso al Penal
Rubén Rosón, en el centro, en la Feria de Muestras de Gijón. / D. MORA

La Fiscalía reclama los expedientes al Ayuntamiento a instancias del PP, que denuncia adjudicaciones dirigidas

G. D.-R./ R. A. OVIEDO.

La Fiscalía ha solicitado al Ayuntamiento de Oviedo todos los expedientes relativos a los nueve contratos referidos al stand del en la pasada Feria Internacional de Muestras de Asturias (FIDMA). Lo hace después de que el PP haya decidido saltar de lo Contencioso al Penal tras acceder a la documentación de los pliegos y deducir de ella que existen indicios de posibles delitos de prevaricación y malversación.

Como adelantó este diario en diciembre, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Oviedo admitió a trámite un recurso del Grupo Municipal del PP contra todos los contratos adjudicados por el equipo de gobierno para la participación del Ayuntamiento en FIDMA. Los populares instaban su nulidad ya que intuían un posible fraccionamiento ilegal de contratos. Algo raro había, porque el Ayuntamiento firmó hasta nueve contratos menores por un importe total de 175.392 euros para el stand municipal en la feria. Varios de ellos, fuera del orden del día y todos en dos juntas de gobierno consecutivas y casi a las puertas del inicio del certamen, los días 7 y 13 de julio. Cuando su representante legal, el abogado Miguel Teijelo, recibió la copia de los expedientes, el PP decidió acudir a la vía Penal y presentar una denuncia ante la Fiscalía. Los adjudicatarios de los dos principales lotes -la dirección técnica y la artística- habían iniciado contactos para subcontratar algunos de los trabajos antes de que la Concejalía de Turismo iniciara los trámites de la contratación.

En concreto, el Ayuntamiento contrató por un lado la dirección artística (a Espacio Local Creativo, por 20.320 euros) y por otro, la técnica (a Genética Desing, por 19.965). Separó la elaboración de audiovisuales (contratada a Ramón Aser en 12.765 euros), de las aplicaciones informáticas (adjudicadas a Xurde Durán en 16.849 euros) y aún firmó contratos menores para la papelería (5.470 euros con Gráficas Jupel), para camisetas y bolsas de regalo (11.470 con 3H Más 1 Regalo de Empresa), para la producción gráfica (Externa Soluciones, por 8.725 euros), para la propia arquitectura del stand (encargada a Laura García en 21.175 euros) y para la iluminación (Erson Servicios, 13.935 euros). Todos ellos contratos menores, que evitan la publicidad y competencia entre empresas.

Defensa de Somos

La denuncia del PP se dirige contra los contratistas de la dirección artística y técnica y contra los concejales de Turismo y Participación, Rubén Rosón y Ana Taboada. Ayer, esta última se desvinculó del tinglado: «El expediente lo lleva Turismo», recalcó, pero defendió su legalidad: «Ha pasado por manos de Abogacía Consistorial y cumple los requisitos». En su opinión, «el PP está desesperado y me pide explicaciones a mí cuando estos contratos dependen de un área que yo no llevo, sino que es competencia de Rubén Rosón. Yo sigo siendo la misma persona que vino al Ayuntamiento a levantar alfombras y ya lo he hecho con el caso Aquagest, Villa Magdalena y se ha sentado en el banquillo de los acusados al exjefe de gabinete» de Caunedo y De Lorenzo.

El código ético de Somos Oviedo obligaría a dimitir a Taboada o Rosón en caso de ser imputados judicialmente. Más preocupante, ayer había sonrisas entre sus socios de gobierno. El último Pleno aprobó que cada concejalía o centro de gasto responda de sus propios contratos menores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos