Rubén Rosón defiende la legalidad de los contratos de la Feria de Muestras denunciados por el PP

Rubén Rosón defiende la legalidad de los contratos de la Feria de Muestras denunciados por el PP
Un espectáculo de títeres en el stand de Oviedo en la Feria de Muestras el pasado agosto. / JORGE PETEIRO

Dice que el PP insinuó que olvidaría la denuncia si Somos retira la acusación contra Rodolfo Sánchez

Gonzalo Díaz-Rubín
GONZALO DÍAZ-RUBÍNOviedo

El concejal de Economía, Empleo y Turismo, Rubén Rosón, compareció ayer en rueda de prensa para, según dijo, dar explicaciones sobre los contratos firmados por su concejalía para el stand municipal de la última Feria Internacional de Muestras de Asturias (Fidma) «antes de que el juzgado decida qué hacer con la denuncia presentada por el PP» ante el juzgado de guardia por los presuntos delitos de prevaricación, malversación, tráfico de influencias y fraude.

Rosón defendió que la denuncia del PP es una «historia inventada» que «coincide con el viacrucis judicial» que espera a «varios de sus miembros más destacados», en referencia a los próximos juicios a Alberto Mortera, Rodolfo Sánchez o Agustín Iglesias Caunedo, aunque este último solo figura como investigado en la trama del Agua dentro de la operación Pokémon. «El PP, en una historia que se ha inventado, dice que mi concejalía amañó unos contratos para dárselos a unos amiguetes, que los fraccionamos y se los dimos a dedo a simpatizantes. Esta historia inventada coincide con los procesos judiciales que enfrentan a Alberto Mortera, Rodolfo Sánchez, Caunedo o la sentencia de Agustín De Luis. Hablamos de denuncias por asuntos muy turbios», afirmó.

En ese escenario, el edil de Economía dio una paso más. Insinuó que el PP le dejó caer que el objetivo de la denuncia de los populares es un posible «cambio de cromos», en el que si Somos retirase «la acusación contra Rodolfo Sánchez», exjefe de gabinete con el PP y acusado de prevaricación y falsedad por contratar personal a dedo a través de una empresa y luego alterar presuntamente el expediente, la demanda del PP sobre los contratos de la Feria de Muestras «caería en el olvido».

La insinuación de Rosón hizo estallar al portavoz del PP. Agustín Iglesias Caunedo negó no solo este «si no cualquier contacto de cualquier tipo» con Somos Oviedo y acusó a Rosón de mentir y de desconocer el procedimiento legal: «La denuncia no se puede retirar. Está presentada en un juzgado y un juzgado la investiga, que vaya, que vaya y pregunte en el juzgado», insistió.

Rosón, de hecho, aseguró haberse interesado por la denuencia, pero no haber obtenido detalles de ella ni notificación oficial alguna. Lo que sí dijo es tener el convencimiento de la legalidad de los nueve expedientes de contratos menores o artísticos por un montante total de casi 130.600 euros firmados para la Feria de Muestras y de los otros 44.707 euros en gastos diversos aprobados para el evento. Rosón defendió que «este nuevo equipo de gobierno decidió llevar a Oviedo a la Fidma, tras diez años, y para montar el stand desde la concejalía se propuso un gasto de 175.391 euros, en dos bloques: contratos artísticos y expedientes de contratación para obras y servicios en el stand. Se recurrió a la estricta regulación legal». «No se adjudicó nada a dedo o irregularmente, es más, en muchos casos se pidieron varias ofertas sin que fuera legalmente exigibles», insistió y recalcó que en varios casos de trata de «las mismas empresas y artistas que el propio PP contrató en años previos para hacer los mismos cometidos por los que ahora nos llevan al juzgado a nosotros. Son buenos profesionales y no entendemos porqué ahora el PP quiere manchar su nombre».

«El PP de Caunedo nos ha llevado a los tribunales porque nosotros decidimos denunciar su corrupción. Es una venganza evidente e improvisada», que según Rosón busca «poner y quitar candidatos de otros partidos».

«Conspiración»

A la reacción inicial de Caunedo, le puso la letra el portavoz adjunto, Gerardo Antuña, que acusó a Rosón de «inventarse conspiraciones», pero no aclarar«las cuestiones planteadas» en la denuncia de su grupo. «Con sus fabulaciones lo único que ha hecho ha sido dar las explicaciones que 'no hacen falta', y se ha olvidado de las que 'hacen falta'», expuso y retó al de Somos a aclarar «por qué hay ofertas para suministros firmadas antes de que se aprobase el proyecto» y «algunas incluso antes de que se iniciase el expediente», o por qué el jefe de Promoción Económica y Empleo reconoce haber «encargado la dirección artística y técnica a dos grupos multidisciplinares» dos semanas largas antes de que la junta de gobierno aprobase los contratos. También le exigió que explique por qué «la mayor parte de los representantes de las empresas y entidades adjudicatarias eran candidatos en las listas municipales de Somos Oviedo».

Antuña animó a Rosón a que preparase «otro discurso» para explicar ante el juez las cuestiones que ayer omitió aclarar en su rueda de prensa, «a pesar», afirmó, «de haber sido obligado a hacerlo por el máximo responsable de la junta de gobierno, cuyos miembros están embarcados y comprometidos en todo este asunto» al haber aprobado el gasto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos