La Corredoria registra doce coches quemados en los últimos dos meses

Arriba el estado en el que quedó uno de los vehículos, abajo el techo del aparcamiento tuvo que ser apuntalado./ E. C.
Arriba el estado en el que quedó uno de los vehículos, abajo el techo del aparcamiento tuvo que ser apuntalado. / E. C.

La Policía cree que el incendio ocurrido este fin de semana en un garaje de Prado de La Vega en el que ardieron cinco vehículos, «fue fortuito»

R. A. OVIEDO.

Doce vehículos se han quemado en los dos últimos meses en La Corredoria. Siete de ellos estaban aparcados en la calle y los otros cinco, en un garaje de Prados de La Vega. En concreto, el último fuego registrado se produjo la madrugada del domingo cuando se desató un foco en un coche Lancia que estaba estacionado en el aparcamiento número 45 de la calle Colegio San Ignacio. Los vecinos de este inmueble no se enteraron de lo que estaba ocurriendo hasta que vieron a los bomberos, ya que el sistema contra incendios «falló» a pesar de que se originó una gran nube de humo.

En un principio no se sabía cuál había sido el origen de este foco, pero ayer fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Asturias afirmaron que lo más probable es que fuese «fortuito». Las llamas -además- afectaron a la estructura del garaje. Las vigas quedaron calcinadas y una empresa de construcción tuvo que apuntalar la superficie para evitar que se derrumbase. De igual forma, los afectados no saben cuándo podrán volver a aparcar sus vehículos en este parking. A lo largo de la jornada de ayer, la Policía Científica recogió las muestras necesarias para iniciar la investigación y ahora los seguros deberán debatir quién debe asumir el coste de las reparaciones.

El día 2 de noviembre, los bomberos tuvieron que sofocar un incendio en otro vehículo que estaba aparcado al lado de la chocolatería La Gran Vía, situada en el número 184 de la calle La Corredoria. Según relató ayer Cristina Menéndez y después corroboró la Policía Local, el fuego se inició «en el motor» del vehículo a eso de las 21.30 horas. Fueron los testigos del suceso los que avisaron al Servicio de Extinción y Salvamento (SEIS) y todo apunta a que el origen de las llamas fue por «un cortocircuito». El suceso causó revuelo en la zona, ya que los dueños del vehículo estaban tomando algo en un bar cercano y pronto se dieron cuenta de lo que estaban ocurriendo.

Siniestro total

Los otros seis turismos que sucumbieron las llamas estaban aparcados la calle Anabel Santiago la madrugada del 14 de septiembre. El fuego se inició en una furgoneta y las llamas pronto se extendieron a los cinco coches -un Peugeot, un Citroën, un Seat, un Smart y un Opel- que estaban aparcados a su vera. Todos estos automóviles, excepto uno, fueron declarados siniestro total.

A pesar de esta situación, los vecinos de La Corredoria afirman no tener miedo. Aseguran que los incendios «se han originado de forma fortuita» o por un problema mecánico y no se deben a «un acto vandálico».

Fotos

Vídeos