El PP cree que hay «prevaricación» en la contratación del escenario de la Catedral

Belén Fernández Acevedo. / M. R.
Belén Fernández Acevedo. / M. R.

La concejala Belén Fernández Acevedo argumenta que GAM debería estar sancionada por mentir en su declaración responsable

R. AGUDÍN / M. ACEBAL OVIEDO.

'Los fantasmas del pasado siempre vuelven', es el título de la última película del director francés Olivier Assayas, pero también narra la nueva polémica en la Sociedad Ovetense de Festejos (SOF). Ayer, la edil popular Belén Fernández Acevedo afirmó que en la contratación de GAM para la instalación del escenario de la Catedral puede soponer un «presunto delito de prevaricación». Alega que hace un año esta empresa mintió en su declaración responsable al afirmar que no tenía ninguna deuda con el Ayuntamiento. Días más tarde se descubrió que no era verdad. Esta sociedad no había pagado el importe de una multa de tráfico y se había generado un débito con la administración local. Se convocó de nuevo procedimiento negociado y finalmente esta sociedad de eventos se llevó este contrato.

Por aquel entonces, la edil popular preguntó si se iba a sancionar a GAM por esta falsedad. Le contestaron «que no había tiempo para abrir un expediente, pero que se haría después». Pero por el momento no se ha hecho nada y Fernández Acevedo pedirá que el expediente de contratación se abra, y de este modo tenga lugar el «obligado expediente sancionador».

Si la empresa hubiera sido sancionada el pasado año, ahora «no estaría en condiciones de contratar con la administración municipal», debido a que la sanción habría inhabilitado, al menos un año, su actuación. Todo ello por mentir en su declaración en uno de los contratos del año pasado. Fernández Acevedo afirma que la acusación la llevaron a cabo ya el año pasado, tras constatar que su declaración era mentira. «Aseguró no tener deudas con la administración municipal y se pudo comprobar que sí las tenía», señala la edil popular. De este modo, y según la Ley de Contratos, esta situación obliga a abrir el correspondiente expediente sancionador. Tras la negativa del año pasado para abrir el procedimiento, ya ha pasado un año sin hacer nada. Además, Acevedo alega que a lo largo de este meses «se ha seguido contratando a esta empresa, no solo esta producción, sino más trabajos».

En el caso de que constaten que no se ha hecho este expediente, y de que se sigua permitiendo a la empresa su actuación a pesar de haber mentido, acudirán a los tribunales para que «depuren quiénes son los responsables de este parecer entre los responsables de la sociedad».

Fotos

Vídeos