El Cristo más abandonado

El coso, con pintadas y en muy mal estado, se cerró en septiembre de 2007. / FOTOS ÁLEX PIÑÁ
El coso, con pintadas y en muy mal estado, se cerró en septiembre de 2007. / FOTOS ÁLEX PIÑÁ

El barrio demanda la recuperación del antiguo HUCA y la plaza de toros, y espacios más accesibles

SUSANA NEIRA OVIEDO.

En la parte alta de la ciudad, punto neurálgico mientras funcionó el antiguo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) por el tránsito diario de miles de trabajadores, pacientes y familiares, nada se mueve. Los vecinos de El Cristo no han escuchado más que promesas políticas para reactivar y mejorar la zona, pero nunca llegan y, mientras tanto, el barrio sufre un continuo deterioro y una notable bajada de la actividad comercial.

Al presidente de la Asociación de Vecinos de El Cristo, Buenavista, Montecerrao y Llamaquique, Ramón del Fresno, apenas le cuesta unos segundos realizar un amplio listado de demandas de la zona. Recientemente se han movilizado y salido a la calle para pedir una mayor accesibilidad y la eliminación de barreras arquitectónicas en las calles Víctor Sáenz y Baldomero Fernández, con unas escaleras pendientes que limitan a muchas personas el paso y hacen que otras las suban con falta de aliento. Para estos dos puntos reclaman escaleras mecánicas. También, denuncia el mismo incumplimiento de la normativa en el acceso del Pasaje de los Nogales, frente al Palacio de Congresos, y el acceso bloqueado en la plaza de La Paz y la calle Guillermo Estrada entre el parque público.

Pero si hay dos grandes espacios sobre los que no se ha dejado de hablar en los últimos años, y que a pesar de esto sufren un continuo desgaste, son la plaza de toros de Buenavista, cerrada desde 2007 y en ruina, y el complejo del antiguo centro sanitario, con «los deterioros contumaces en el Hospital General». El Ayuntamiento y el Principado preparan una reordenación pero, mientras, todo de deteriora.

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos