«El Cristo es nuestro Chernóbil»

Mari Alonso durante la protesta para exigir un centro social para los barrios de El Cristo y Buenavista en la plaza del Ayuntamiento. / P. L.
Mari Alonso durante la protesta para exigir un centro social para los barrios de El Cristo y Buenavista en la plaza del Ayuntamiento. / P. L.

SOS Viejo Hospital reivindica en la plaza del Ayuntamiento la construcción de un centro social en los terrenos de El Cristo

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

A falta de pan buenas son tortas, dice el refrán. Este dicho popular se podría aplicar a la protesta que protagonizó ayer al mediodía la Plataforma SOS Viejo Hospital en la plaza del Ayuntamiento. El colectivo vecinal montó un centro social en mitad de la plaza de la Constitución para reivindicar que se instalen de inmediato los módulos que servirían de centro social improvisado, en los terrenos del viejo HUCA, en El Cristo, a sabiendas que el de verdad, el comprometido por el Ayuntamiento no estará listo este invierno. «El alcalde mintió a los vecinos poniendo disculpas de mal pagador e intentando esconderse detrás de supuestos problemas burocráticos para justificar que lleva once meses perdiendo el tiempo», aseguró Nacio González, portavoz de la plataforma. El tirón de orejas iba dedicado al regidor municipal al que, «como los malos estudiantes» le toca resolver en este mes, aseguraron desde la Plataforma, «una necesidad básica para el barrio» que tiene comprometida 200.000 euros del presupuesto municipal «que van a acabar perdiéndose», se lamentó González.

Más información

Desde SOS Viejo Hospital cargaron también contra el proyecto de presupuestos regionales para los terrenos del antiguo hospital. «No contempla absolutamente nada, sigue siendo condenar esto a un territorio de ratas y pulgas. Nosotros lo llamamos nuestra zona cero de Chernóbil, porque la única utilidad que se le está dando es que vengan a grabar series de televisión como si Buenavista y El Cristo fuera una zona de desastre nuclear», resumió Nacio González, en referencia a la serie 'La zona' que rodó parte de sus exteriores en los terrenos abandonados del viejo centro hospitalario.

La construcción de un centro social es para Mari Alonso, de 83 años, una «necesidad» porque «hasta donde no hay vecinos tienen centro social y aquí no tenemos nada», aseguró. Palabras que compartió Leandro Casanova que con sus 82 años dice estar «aburrido» de pasear por la calle y no tener donde «reunirse con los vecinos».

Temas

Huca, Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos