Cruce de «sinvergüenzas» entre Rivas y familiares de un niño

Ana Rivas.
Ana Rivas. / M. R.

La socialista acaba discutiendo con unos vecinos que pedían juegos adaptados en la zona infantil de Vetusta

G. D. -R. OVIEDO.

La portavoz del PSOE, Ana Rivas, y la familia de un menor discapacitado que reclama elementos adaptados para las zonas de juegos infantiles, acabaron ayer cruzando descalificativos -«sinvergüenzas», se llamaron ambas partes- de un lado a otro del salón de Plenos. Cierto es que los familiares del menor interrumpieron el debate en repetidas ocasiones con gritos y protestas, cierto que el alcalde les llamó la atención varias veces, cierto es que no quedó claro si fue un error y se refería al popular Eduardo Llano, que presentó la propuesta, pero solo la duda sirvió al PP para criticar a la socialista en las redes sociales.

Ha dicho «culo»

De lo que importaba, Rivas aseguró que las obras están en contratación y que se harán este año.

No fue la única palabra fuera de tono. Mientras Rosón repasaba los problemas de Caunedo con la justicia, desde la bancada popular se oyó un «este tío es gilipollas» con claridad. El alcalde estaba a otra cosa. Le pidió a Rosón que usara un «lenguaje adecuado», después de que este dijese que en el PP «tenían el culo pegado al asiento». La reprimenda sirvió para que Rosón repitiese «pero si solo he dicho culo». También para que Fernández Ladreda interviniese de pie por despegar eso, el culo.

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos