Cultura controlará más el aforo a los eventos gratuitos en el Campoamor

Rosón retrasa la recuperación de la atención turística en El Escorialín a abril, cuando «finalicen las labores de reconstrucción»

D. L. OVIEDO.

El pasado 26 de diciembre, cientos de personas se quedaron a las puertas del Teatro Campoamor tras esperar durante horas en una cola que llegaba casi hasta la basílica de San Juan el Real, al no poder acceder a la función gratuita que por primera vez ofrecía en Oviedo el Ballet de Moscú sobre Hielo. Hubo quejas y la Fundación Municipal de Cultura (FMC) reconoce el «error cometido» en una carta enviada a la organización de consumidores Facua, que había afeado esta cuestión, y anuncia que tomará medidas.

En el futuro, la FMC planteará «establecer un precio por localidad, aunque sea meramente simbólico», para evitar las aglomeraciones. En caso de mantener la gratuidad, se pensará en «la posibilidad de retirar localidades en taquilla» y, de esta manera, «ejercer un control sobre el aforo». En su misiva, la entidad dependiente del Ayuntamiento y que preside el concejal Roberto Sánchez Ramos, 'Rivi', expresó también su pesar por «los trastornos causados» a quienes esperaron durante, en algunos casos, indicó Facua, dos horas «sin saber si finalmente podrían acceder o no» a disfrutar del espectáculo.

Hablando también de la atención al público, el concejal de Turismo, Rubén Rosón, anunció que la prevista en El Escorialín se retrasará. La intención era que, una vez reparados los daños causados por la borrasca 'Bruno' (que tiró un árbol encima el pasado diciembre), una empresa ayudase temporalmente, para luego dar paso a trabajadores de un plan de empleo de un año, que darán servicio a los turistas «por primera vez de forma permanente». Solo sucederá esto último, reconoció el edil: «Se aparca hasta abril, hasta que finalicen las labores de reconstrucción del edificio». Los técnicos descartaron daño estructural; queda arreglar la galería de cristal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos