«Me dediqué en cuerpo y alma a la Cámara de Comercio y lo di todo»

El nieto de Severino García Vigón observa el retrato de su abuelo, que colgará en el salón de plenos de la institución cameral. /  M. ROJAS
El nieto de Severino García Vigón observa el retrato de su abuelo, que colgará en el salón de plenos de la institución cameral. / M. ROJAS

El empresario Severino García Vigón descubre un retrato, obra de José Luis Pantaleón, que luce ya en la institución que presidió durante doce años

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Personalidades de diversos ámbitos -entre los que se encontraba el director general de Trabajo del gobierno regional, Antonio González; el presidente de la asociación de Hostelería y Turismo de Asturias (Otea), José Luis Álvarez Almeida; el presidente de la Cámara de Comercio Gijón, Félix Baragaño; o el expresidente de esta institución en Avilés Antonio Sabino- arroparon ayer al empresario Severino García Vigón, presidente de la Cámara de Comercio durante doce años, en el descubrimiento de su retrato, obra del reconocido pintor José Luis Pantaleón. Desde ayer luce en el salón de plenos de la sede de la Cámara de Comercio de Oviedo junto a los cuadros del resto de expresidentes de la institución.

Fernando Fernández-Kelly, actual dirigente de la Cámara de Comercio, alabó el trabajo de Vigón y se mostró muy «agradecido» por todos los actos que realizó. «Hoy en día, intentamos mantener y mejorar la labor que este empresario desarrolló al frente de la Cámara de Comercio desde 2002 hasta el año 2014; entre los hitos se encuentran las antenas camerales y la construcción del vivero de empresas José Antonio Coto de Olloniego», detalló Fernández-Kelly ante el casi medio centenar de asistentes.

«Gran intensidad»

El empresario, muy emocionado, calificó su labor como «sensata y eficiente» Fernández-Kelly resalta entre sus logros la creación del vivero de empresas de Olloniego «Llegó a abandonar sus empresas por el bien de la Cámara», elogia Antonio Sabino

Severino García Vigón, emocionado, apuntó que la gestión que desarrolló junto a su equipo al frente de la Cámara de Comercio fue «eficiente y sensata». «Durante doce años me dediqué en cuerpo y alma y he dado todo de mí», señaló. De hecho, el expresidente de la Cámara de Comercio de Avilés, Antonio Sabino, recordó que Vigón vivió con «una gran intensidad» su etapa en la institución; su trabajo, abundó, era ejemplarizante, y llegó «a abandonar sus empresas por el bien de la Cámara».

Con todo, García Vigón en su discurso no eludió su última etapa en la que «pasó lo que pasó», dijo en referencia a la causa judicial que afrontó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos