Defensa frena los planes del gobierno de Oviedo para abrir la fábrica de armas de La Vega

Representantes municipales y del Ministerio de Defensa en el interior de la fábrica. /ÁLEX PIÑA
Representantes municipales y del Ministerio de Defensa en el interior de la fábrica. / ÁLEX PIÑA

Llama a un acuerdo que incluya aprovechamientos para el Ministerio

Gonzalo Díaz-Rubín
GONZALO DÍAZ-RUBÍNOviedo

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Oviedo y una delegación del Ministerio de Defensa mantuvieron este miércoles la primera reunión para discutir el futuro de las instalaciones de la fábrica de armas de La Vega, cerradas desde hace cinco años. El equipo de gobierno había subrayado para este primer encuentro tres objetivos: abrir la fábrica a la ciudad, lo que el alcalde llamó «usos compartidos», acordar alguna fórmula para el mantenimiento de los edificios y jardines, cuyo deterioro avanza imparable, y consensuar la próxima reunión para antes de las vacaciones de Navidad.

Todo se vino abajo. Tanto el alcalde como el director general de Infraestructuras del Ministerio de Defensa, Eduardo Zamarripa, han coincidido en la «voluntad de llegar a acuerdos», pero, recalcó el segundo, «dentro de la legalidad, porque la legalidad llega a todas partes y todos estamos obligados a cumplirla». La frase, una de las tres «ideas» que deslizó el responsable del ministerio, alude directamente a que la legislación impide la cesión patrimonial que pretende el Ayuntamiento -«no entiendo muy bien la palabra 'ceder', dijo Zamarripa- patrimonial, ya que los bienes inactivos de Defensa deben enajenarse para financiar programas de armamento por ley».

Zamarripa fue más claro aún al anunciar que habrá «unos terrenos dedicados a unos usos del Ayuntamiento y unos aprovechamientos limitados» para el Ministerior y habrá, «se lo aseguro, un acuerdo».

Por su parte, el alcalde de Oviedo, Wenceslao López, ha agradecido la «voluntad» y el «esfuerzo» realizado por los representantes del Ministerio de Defensa para encontrar una solución que beneficie a todas las partes. Sin embargo, ha recordado que «queda mucho por recorrer», ya que aún no se ha desarrollado el protocolo de actuación.

Las declaraciones llegaron en una pausa de la reunión que ambas partes mantuvieron tras visitar las instalaciones y antes de almorzar en un conocido restaurante de la ciudad.

Fotos

Vídeos