«Defensa no quiere negociar sino hacer caja con La Vega», afirma Taboada

El interior de una nave de la antigua fábrica de armas de La Vega.
El interior de una nave de la antigua fábrica de armas de La Vega. / MARIO ROJAS

El alcalde ve «un problema de comunicación interna» que el ministerio diga ahora que venderá los terrenos a precio de mercado

C. PÉREZ / J. C. ABAD OVIEDO.

El alcalde, Wenceslo López, y la vicealcaldesa, Ana Taboada, salieron ayer al paso de la carta que el pasado 4 de septiembre remitió el director general de Infraestructura del Ministerio de Defensa, Eduardo Zamarripa, acerca de las inminentes negociaciones por los terrenos de la antigua fábrica de armas de La Vega y sus intereses económicos.

López se mostró más conciliador, ya que solo ve «un pequeño problema de comunicación» en el seno del ministerio, mientras que Taboada, más batalladora, dejó claro que Madrid quiere «imponer condiciones para hacer caja por La Vega». Pero ambos coincidieron en que lo importante para la ciudad es revertir el «estado de abandono» en el que se encuentra el complejo.

Todo ello porque en la misiva se señalaba que «todas las partes -Defensa, Principado y Consistorio- deben partir de la premisa de que la propiedad del inmueble es del Estado y que se encuentra afectado demanialmente a la Defensa Nacional». Es más, que «los terrenos desafectados» tiene que ser «enajenados con carácter oneroso». Es decir, que Oviedo tendrá que pagar el metro cuadrado de la antigua fábrica a Defensa «a precio de mercado» si se quiere hacer algo que no sea dejarlo abandonado a su suerte.

El socialista afirmó que «ese escrito no se corresponde a los compromisos adquiridos por la ministra». De aquella primera reunión del 17 de julio entre el alcalde y María Dolores de Cospedal, el ministerio dejó también escrito que se iba a hablar de La Vega «con independencia de la decisión jurídica en torno a la propiedad de los terrenos». El alcalde dijo ayer estar seguro de que «los compromisos se van a cumplir y hay que trabajar en positivo».

Taboada fue más lejos y aseguró que «la supuesta negociación» es en realidad «una mesa de imposición». «La carta es sorprendente y desde el gobierno municipal estamos indignados con esta respuesta. Haremos todo lo posible para que el pueblo de Oviedo recupere su patrimonio», afirmó la vicealcaldesa.

A Taboada le sorprende, sobre todo, «que se hable de precio de mercado cuando tienen todo en estado total de abandono». Asimismo, se refirió a la experiencia del edificio de El Milán «que también se llevó a la venta» por parte de Defensa cuando se había reclamado para «usos vecinales». «Es un insulto a la ciudad de Oviedo», remató la edil de Somos, que reiteró la intención de registrar una proposición no de ley en el Congreso por parte de Podemos e IU.

Fotos

Vídeos