La demora hasta 2019 de los accesos al HUCA «es inadmisible», dice el PP

Dos ovetenses caminan junto a las obras que Dragados está haciendo para unir la autovía AS-II y el HUCA. / MARIO ROJAS
Dos ovetenses caminan junto a las obras que Dragados está haciendo para unir la autovía AS-II y el HUCA. / MARIO ROJAS

Fernández-Ladreda califica de «falta de respeto para los ovetenses» el retraso de tres años en la conexión con la autovía

D. LUMBRERAS OVIEDO.

El HUCA (Hospital Universitario Central de Asturias) comenzó a funcionar hace ahora tres años, y en 2016 ya tenía que estar operativo el enlace desde la AS-II (la autovía industrial Oviedo-Gijón) y el complejo sanitario. Pero el Principado ha demorado la fecha de fin de obras hasta marzo de 2019. Algo que el PP considera «inadmisible». «Si hablamos de una inversión estratégica para Oviedo; si hay un proyecto importante para el área central de Asturias, esa es la conexión del HUCA con la AS-II», asegura el concejal popular Fernando Fernández-Ladreda.

La modificación, que según adelantó este diario se aprobó el pasado 24 de julio para concluir los trabajos «el primer trimestre de 2019», «es una tomadura de pelo más del Principado y una absoluta falta de respeto para los ovetenses que, como siempre, se ven perjudicados por un gobierno socialista que no prioriza sus necesidades y que no atiende a la ciudad como sí lo hace con otras».

«Y lo que más grave aún», añade Fernández-Ladreda, «es que el Principado ningunee a los ovetenses con el beneplácito de todo el equipo de gobierno del Ayuntamiento, que calla y otorga». Aunque cuando el portavoz regional de Podemos, Emilio León, no consideró los accesos «prioritarios» para Oviedo, Somos y los socialistas ovetenses le replicaron que eran «una inversión fundamental e irrenunciable» para la capital.

A fin de que sea discutida en la Comisión de Urbanismo e Infraestructuras, los populares presentaron ayer una moción para que el Consistorio declare que «considera absolutamente inaceptable» que el enlace de la AS-II «pueda demorarse hasta marzo de 2019». Esta situación, establece el texto, perjudica a Oviedo porque «frena la asignación de inversiones nuevas al concejo». Termina reclamando al Principado que «de forma inmediata remita el calendario de ejecución y finalización de las obras y de la fecha de entrada en servicio del enlace en el plazo más breve posible».

La historia de los retrasos de esta obra, recogida en parte en la exposición de motivos de la moción, viene de largo. En 2009 se realizaron los estudios para los accesos y en 2015, las obras. Pero, entre medias, el Ministerio de Fomento cambió las normas técnicas para construir puentes. Nadie se percató de ello hasta febrero del año pasado, cuando el ingeniero jefe de la obra, que está ejecutando Dragados, avisó de que no se estaban cumpliendo los requisitos legales y reclamó nuevo informe para ponerse al día. Belén Fernández, todavía consejera de Fomento, autorizó la operación y mandó parar temporalmente las obras.

Finalmente, el mes pasado se aprobó el modificado de los accesos, que sumaba un coste de 600.000 euros a los 8,4 millones iniciales de la conexión. Cuando se aprobó este cambio, reconoció el Principado, «prácticamente no había obras ejecutadas», las cuales se han reanudado en los últimos días, llamando la atención de los vecinos. Los accesos aún deberán enfrentarse a más dificultades en su desarrollo, como las vías del tren de Renfe-Feve y varios cables de tendido eléctrico que hay entre la autovía el HUCA.

Fotos

Vídeos