Una denuncia con las llamas de Uría detrás

El archivo de las diligencias penales deja abierta la puerta a acudir al Contencioso a pedir la nulidad de los contratos denunciados u otros similares. Un camino arduo, ya que el propio fiscal recuerda que no hubo reparos ni recursos contra ninguno de las contrataciones con Aqualia. En parte, la denuncia respondía a la frustración de CSI, sindicato mayoritario en Bomberos, por el rápido archivo de las diligencias por la muerte en el incendio de la calle Uría de su compañero Eloy Palacio; en parte, a los movimientos sociales próximos a Podemos y defensores de la gestión pública del agua, un modelo avalado por el Tribunal de Cuentas.

Su archivo se sumará a los pleitos, informes y periciales que acabarán por determinar la responsabilidad civil, la de los dineros, en el siniestro de Uría. Las decenas de reclamaciones de cantidades presentadas ante el Ayuntamiento la pasada primavera antes de cumplirse un año del incendio siguen sin contestar y acabarán convertidas en sendos recursos contenciosos contra la desestimación presunta de sus demandas por silencio administrativo. Pinta mal, la aseguradora municipal, Zurich, ha escogido bando y renunciado a continuar con la póliza municipal.

Fotos

Vídeos