Deportes recibe un proyecto para convertir el hípico de El Asturcón en una ciudad del motor

El posible trazado y sus usos./
El posible trazado y sus usos.

La federación de automovilismo respalda una propuesta que contaría con circuito, museo y centro de formación profesional

juan carlos abad / Hugo Velasco
JUAN CARLOS ABAD / HUGO VELASCO

Un grupo de aficionados al motor, de la mano de la Federación Asturiana de Automovilismo, presentaron el pasado verano al equipo de gobierno local un proyecto para transformar el clausurado centro hípico de El Asturcón en una ciudad del motor aprovechando, en la primera fase, el 100% de la infraestructura ya construida.

La propuesta cuenta con una pista de competición sobre el óvalo de tierra, gradas y museo del automóvil, boxes y garajes para los aficionados y una pista de educación vial en la que dar cursos al público general . En el esbozo, al que ha tenido acceso EL COMERCIO, se aprovecharía «sin una gran inversión» lo que fue centro ecuestre hasta mayo de 2016. La idea de los promotores es «convertir el recinto en uno multidisciplinar» con varias facetas: «deportiva, museística y formativa», según reza en el dossier.

Infraestructura.
Según los promotores, la instalación podría ser utilizada para competiciones de automovilismo.
Seguridad.
La evolución del deporte de motor tiende a garantizar la seguridad de participantes y público en espacios acotados.
Formación Profesional.
Se plantea la instalación de tres módulos relacionados con la automoción.
Museo.
Los coleccionistas cederían los coches para ser exhibidos. En los boxes de los caballos, se instalarían talleres y empresas.
Financiación.
Con el respaldo de la Federación se buscaría una fórmula en la que también entraran sponsors privados.

Todo pasa, según Fernando Neira, uno de sus redactores, por los visos de futuro que toma el automovilismo a nivel mundial, en el que «la seguridad está por encima de todo» y en el que las competiciones se acotan, cada vez más, a recintos cerrados. La tradición de Asturias en los deportes de motor, «una región en la que hay más de cuarenta carreras al año, de las que más tienen en España», también juega a su favor. Con la infraestructura actual, calculan que el circuito podría tener entre un kilómetro y medio y dos para carreras de slalom, autocross y rallycross.

Más información

En el resto de las 35 hectáreas de El Asturcón habría más usos. Como ciudad del motor, pretenden instalar tres módulos de formación profesional relacionados con la automoción en las ramas de carrocería, electromecánica y vehículos y restauración. Además, los boxes ahora preparados para la vida de los caballos cambiarían para acoger coches y se instalaría un museo de coches clásicos «con la colaboración de varios coleccionistas asturianos».

Lo avanzado de la propuesta, según indica Neira, les llevó a consultar acerca de la necesidad de revisar el Plan de Ordenación, pero los usos de ese suelo cuentan como deportivos sobre el plano, por lo que la ciudad del motor encajaría sin tener que cambiar la naturaleza del centro. Por otro lado, en materia medioambiental, la Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico también dio el visto bueno a la actividad toda vez que El Asturcón cuenta con depuradoras y «no se tendría que verter nada al río».

En cuanto a los costes, Neira explica que ahora esperan una contestación desde el Ayuntamiento para «hacer un análisis en profundidad y buscar una financiación adecuada». «No hay que cargárselo al Ayuntamiento. Habría que buscar fórmulas de gestión en las que tendría que estar la Federación y buscar patrocinadores privados para echarlo a andar», avanza el promotor de la idea al tiempo que piensa en «una segunda fase en la que se puede estudiar el asfaltar la pista y seguir ampliando. Si al Ayuntamiento le parece correcto, les interesa y es viable, vamos a echar números».

Fuentes de ingresos

Sobre todo porque en un circuito, el público paga por entrar, se colocan publicidades estáticas y es un recinto en el que es fácil televisar eventos. «Teniendo una instalación que reúne todas las condiciones y en Asturias hace falta alguna porque solo contamos con la de La Espina, en Salas, yo creo que es factible. La instalación reúne una serie de condicionantes tan buenos que con muy poca cosa se puede sacar provecho y el Ayuntamiento, a su vez, quitarse un muerto de encima» explica Neira.

En cuanto al apoyo del sector, en Asturias existe también un nicho de mercado dedicado a la competición con talleres para la preparación de coches y equipos. Si la idea prospera, pretenden, además, adecuar «un vivero de empresas especializado» proporcionando las instalaciones a los concesionarios de automóviles.

«Valorar todas las ideas»

Desde el área de Deportes la idea ha sido acogida con frialdad. «Esa propuesta no tiene mucha aceptación, choca con la idea principal de turismo de naturaleza», explicó la concejala de Educación, Mercedes González. Sin embargo, a día de hoy, desde el equipo de gobierno afirman que «se están valorando todas las propuestas» para el hípico del que se pretende, asimismo, que «sea una puerta al Naranco». De momento, «todo está en el aire», indicaron fuentes municipales.

Lo arriba explicado lleva en el Ayuntamiento desde verano, pero el equipo de gobierno, durante los meses pasados, dio prioridad al Real Oviedo por si finalmente decidía recoger el guante y proyectar en el hípico su ciudad deportiva. Aquello no pasó. Hace un mes, con la negativa del club se reactivaron otras opciones, sin embargo, el compás de espera impuesto, «ha retrasado la toma de decisiones».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos