La campaña de Caunedo «no se le ocurre ni al que asó la manteca», dice el Ricardo Fernández

Taxis en Oviedo.

D. L. OVIEDO.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández, tiró ayer de frase hecha para criticar la campaña -reparto de 40.000 folletos- del líder del PP, Agustín Iglesias Caunedo, contra el nuevo paro semanal de los taxistas: «No se le ocurre ni al que asó la manteca», espetó.

El edil realizó una defensa cerrada del acuerdo alcanzado con los taxistas (veinte conductores pararán cada jornada de lunes a viernes y 104 cada jornada de los fines de semana, tras rebajar su pretensión inicial de un turno rotatorio): «La regulación de los descansos está pactada no con la mayoría, sino con la totalidad de las entidades del sector. Ha sido fruto de una negociación que ha durado tres meses. Las dos partes se han movido de la posición inicial».

Fernández recordó a Caunedo que «el descanso está regulado en la totalidad de las principales ciudades de Asturias y las capitales del país, salvo las que tienen una flota muy pequeña de taxis en relación a la población». Acto seguido, entró a desmontar una por una las afirmaciones del folleto del PP: «En ningún sitio se han encarecido las carreras, en ningún sitio ha habido problemas de conciliación familiar, ni ninguno de los problemas que se apuntan en esa campaña».

Una campaña que, para Fernández, «es completamente carente de fundamento y de solidez racional. Supongo que sea para hacer una campaña de promoción personal, pero no es el mejor camino». «Lo que hay que hacer es defender el taxi y no salir con estas declaraciones que lo que hacen es perjudicarlo, porque es una propaganda negativa decir que van a subir las carreras. Hay que ser cuidadosos», afeó el edil.

El siguiente paso para la entrada en vigor (previsto para mediados de febrero es el cambio de la ordenanza: «Prácticamente está terminado el borrador». Criticó que el del taxi sea un «sector abandonado por el PP», con una norma de «los años 80».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos