El desolado quiosco del Bombé

El desolado quiosco del Bombé

El templete, construido en el siglo XIX, espera una rehabilitación desde 2013

PAULA CARRELOOviedo

Ciudades como Londres o Nueva York cuentan con grandes pulmones verdes como son Hyde y Central Park, respectivamente, y Oviedo no se queda atrás con su Parque de San Francisco. ‘El Campo’, con más de ocho siglos a sus espaldas, «nunca estuvo tan bien como ahora», dice Luis Fernández, «pero a ver qué pasa con el quiosco». Y es que la emblemática estructura que se inaugurara el día de San Mateo de 1888 con los bailes del Bombé, fue reparada por última vez en 1975, acarreando actualmente la serie de desperfectos que ello supone.

Aunque el recinto permanece vallado desde enero de 2013, no fue hasta septiembre del año siguiente cuando el Ayuntamiento adjudicó la reforma de 199.000 euros más IVA, con un plazo de ejecución de tres meses, a MC Conservación y Restauración S.L.

Los trabajos implicaban desmontar la estructura de hierro, sustituir las partes dañadas y volver a montarla siguiendo el diseño original del templete. También tratar las humedades de los muros, impermeabilizar y reponer el suelo y las piezas de cerámica, y limpiar las barandillas, todo ello previsto para antes del 20 de enero de 2015.

Pronto llegaron los desencuentros. Técnicos municipales detectaron en mayo de ese año «la absoluta paralización de las obras y negativa de la empresa a continuar en las condiciones que se le requieren» y se rescindía el contrato.

Con el paso del tiempo y el correspondiente cambio de equipo de Gobierno, si en algo están de acuerdo los ovetenses es en la urgente necesidad de arreglar el quiosco de música, porque como dice Isidoro Villanueva, «es una provisionalidad que ya dura mucho». Coincide con él Camino Lorenzana, a quien le da pena verlo de esta manera. Una rehabilitación que sea «útil» y «para que se vea bonito», pide Teresa Sánchez por su parte.

«Con lo guapo que sería venir a escuchar a la banda como antes», dice la rumana Nikol Lacatusu, que se alegra contando cuánto les gusta a los mayores volver al Campo: «Sus recuerdos están aquí. Lo bueno de este país es que bailáis mucho, así que debería ser una ilusión recuperar el quiosco del Bombé». Una obra que añadiría visibilidad al resto de mejoras acometidas en los últimos tiempos, «como la fachada de la biblioteca, en la que además participaron jóvenes, y las zonas para perros», sentencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos