El detenido por agredir a su pareja y a la madre les pegaba «de forma habitual»

La progenitora advirtió a los agentes de que no era la primera vez y le denunció ante la Policía Nacional mientras que su hija se negó a ello

C. PÉREZ / G. DÍAZ-RUBÍN OVIEDO.

M. A. S. J., de 39 años, detenido este miércoles por golpear en la cabeza con un plato y dar patadas a su pareja embarazada y también agredir a la madre de esta en el domicilio que comparten en la calle Ramiro I pasará hoy, a priori, a disposición judicial. Lo hará una vez preste declaración ante la Policía Nacional que se ha hecho cargo del caso tras la detención del hombre por parte de la Policía Local.

La progenitora agredida ha interpuesto contra él una denuncia, ya que los malos tratos eran «habituales». Sin embargo, su hija no ha presentado denuncia. Es más, tras producirse el arresto, salió corriendo detrás del vehículo policial pidiendo que le soltaran y que no quería denunciar. El agresor, en el momento en que abandonó esposado el domicilio, había amenazado a ambas víctimas: «Como vaya a prisión, os voy a mandar a la familia para que acaben con vosotras».

Como presunto autor de un delito de violencia de género y malos tratos en el ámbito familiar, ayer permaneció en los calabozos de la comisaría de la calle Juan Benito Argüelles mientras la Policía Nacional estaba «recabando datos» sobre lo acontecido.

Los agentes acudieron a las nueve de la noche a una vivienda situada en el número 5 de la calle Ramiro I tras ser alertados por la llamada de una vecina. La mujer avisó de que desde su ventana estaba viendo cómo un hombre estaba golpeando a dos mujeres con un plato en la cabeza. Al acceder a la vivienda, los agentes de la Policía Local se encontraron con una mujer que presentaba un corte en la cabeza y que les rogó que abandonasen el piso porque no quería presentar denuncia. A pesar de las explicaciones de la joven y debido a las heridas que presentaba, los agentes accedieron al interior del domicilio. Allí encontraron a otra mujer, que resultó ser la madre de la joven herida, que relató a los Policías Locales que tanto ella como su hija habían sido agredidas por la pareja de aquella.

La mujer, que también presentaba un corte sangrante en la cabeza, denunció que la pareja de su hija era el hombre que había propinado varios golpes y patadas en la barriga de su hija que, además, podría estar embarazada, con la intención de provocarle un aborto.

Mientras la mujer daba estas explicaciones a los agentes, la pareja del agresor intentaba por todos los medios que su madre no contara nada más a los agentes indicándole que «dejase de hablar» con la Policía.

Amenazas de muerte

Los agentes de la Local procedieron a registrar el resto del piso para dar con el presunto agresor. Lo encontraron en una habitación tranquilo y tumbado en una cama. Los agentes procedieron a su detención acusado de un delito de violencia de género y malos tratos en el ámbito familiar. En el momento que abandonaba el piso fue cuando profirió insultos y amenazas: «Como vaya a prisión os voy a mandar a la familia para que acaben con vosotras», advirtió a las víctimas. Con todo, la pareja del supuesto agresor declinó presentar denuncia ante la comisaría de Policía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos