Detenido por incendiar el piso de su vecina en Oviedo para encubrir que le había robado

Detenido por incendiar el piso de su vecina en Oviedo para encubrir que le había robado

Se trata de un joven de 23 años que accedió a la vivienda a través de la terraza e incendió el sofá y una cama con un bote de alcohol para borrar huellas

Cecilia Pérez
CECILIA PÉREZ

Saltó una valla de la terraza para acceder a la vivienda de su vecina, le sustrajo, presuntamente, una importante cantidad de dinero y tras cometer el robo se dirigió al baño, cogió un bote de alcohol, lo roció sobre una cama y un sofá y les prendió fuego con un mechero para borrar sus huellas. Un acto que originó un incendio que obligó a desalojar a los vecinos del número 35 de la calle Augusto Junquera, en Ciudad Naranco. El suceso tuvo lugar el pasado 25 de febrero y el culpable de este suceso ha sido detenido por la Policía Nacional.

Se trata de J. C. R., un joven de 23 años y de nacionalidad española que ha pasado a disposición judicial acusado de los delitos de robo con fuerza y daños. El propio detenido confesó en sede policial lo sucedido tras las investigaciones llevadas a cabo por la Brigada Provincial de la Policía Científica. Los agentes ya barajaron desde el mismo día del incendio que este podía haber sido provocado tras acceder a la vivienda, una vez sofocado el fuego, y tomar declaración a los testigos y residentes del inmueble.

Ante las sospechas, la Científica se puso en contacto con el grupo de Delincuencia Especializada y Violenta de la Jefatura Superior de Policía de Asturias. Las investigaciones determinaron que el motivo del incendio era encubrir un robo en la vivienda donde se originó el incendio colindante a la del detenido.

Se da la circunstancia que la vecina, cuya terraza está separada de la del detenido por una valla fácilmente franqueable, le había comunicado que guardaba en el piso una «importante cantidad de dinero» para hacer frente a una serie de gastos, según informó la Policía Nacional a través de una nota de prensa.

Este dato fue el hilo del que tiró la Policía Nacional para investigar al joven que ya contaba con antecedente por delitos de daños a través de incendios y cuya versión de lo sucedido el 25 de febrero iba variando incurriendo en diversas contradicciones. Estos detalles aumentaron las sospechas de los agentes sobre las causas y la autoría del incendio.

De hecho, la inquilina del piso donde comenzó el fuego manifestó que ese día había abandonado la vivienda momentos antes del suceso. Cerró el piso «perfectamente» cerrado, en perfecto estado y todo apagado.

Con todos estos indicios la Policía Nacional realizó una nueva inspección en los inmuebles afectados por el incendio. En la vivienda del detenido se localizó debajo de una nevera documentación de la vecina del piso. Fue la clave definitiva que llevó a los investigadores al convencimiento de que en el piso donde se originó el fuego se había producido un robo y que para borrar toda sospecha, su autor provocó el incendio.

Huyendo por la terraza

Se da la circunstancia que cuando se decretó el incendio y llegaron los Bomberos al número 35 de la calle Augusto Junquera, se toparon con el detenido corriendo a través de la terraza lleno de nervios. Tantos, que sufrió un ataque de ansiedad del que tuvo que ser atendido en el Hospital Universitario Central de Asturias. La fuerte humareda obligó al desalojo de una treintena de viviendas. Afortunadamente, no hubo que lamentar ningún daño personal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos