Dos detenidos por obligar a mujeres a prestar servicios sexuales en supuestos centros de masajes

Las víctimas debían prestar servicios tales como el 'final feliz' u otro tipo de prácticas si así lo decidían los propietarios

EUROPA PRESS

La Policía Nacional ha detenido a dos personas, un hombre de 35 años y una mujer de 23, ambos de nacionalidad española, por delitos contra los derechos de los trabajadores, relativos a la prostitución y contra la intimidad y la propia imagen.

Según ha informado la Policía, las víctimas eran obligadas a prestar servicios de carácter sexual en supuestos centros de masajes, tales como el "final feliz" u otro tipo de prácticas si así lo decidían los propietarios.

Los detenidos captaban a mujeres jóvenes en páginas de anuncios, les hacían firmar un contrato de confidencialidad y les obligaban a trabajar en condiciones laborales simuladas o distintas a las firmadas, siendo controladas con cámaras y micrófonos ocultos.

Se han practicado dos registros en las localidades de Santiago de Compostela y Oviedo, y se han incautado elementos electrónicos de grabación, unos 5.200 euros en efectivo, ordenadores portátiles y diversa documentación relacionada con estos ilícitos penales.

Según relata la Policía, la investigación se inició en Santiago de Compostela en el mes de mayo, tras tener conocimiento de que unas mujeres estaban siendo obligadas a prestar servicios de carácter sexual en supuestos centros de masajes.

Durante el transcurso de la investigación, los agentes pudieron averiguar que los responsables captaban a mujeres jóvenes en páginas de anuncios, les hacían una entrevista y las contrataban sin que fuera necesario que tuvieran formación o experiencia previa. Les hacían firmar un contrato de confidencialidad y les obligaban a guardar secreto de los trabajos que realizaban en la empresa.

Así, entre los masajes que debían prestar estaba comprendido, en la mayoría de los casos, el denominado "final feliz", siendo obligadas a ampliar a otro tipo de prácticas sexuales si así lo decidían los propietarios. Si no aceptaban, les insinuaban que serían despedidas y no cobrarían, ni recibirían indemnización alguna si decidían marcharse.

Fruto de las labores de investigación, los agentes lograron identificar a los responsables de los hechos, un varón de 35 años y una mujer de 23, ambos de nacionalidad española. De igual modo y con la correspondiente autorización judicial, se practicaron entradas y registros en dos centros de masajes situados en las localidades de Santiago de Compostela y Oviedo, donde se procedió a la detención de los autores de los hechos.

En dichos registros se detectaron numerosas cámaras con tecnología infrarroja para la grabación en condiciones de escasa luminosidad, así como micrófonos ocultos en todas las estancias.

Se ha incautado numerosa documentación relacionada con este tipo de delitos, ordenadores portátiles, unos cinco mil doscientos euros en efectivo y elementos electrónicos de grabación de imagen y sonido.

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos