Detenidos dos rumanos que acumulan delitos castigados con 200 años de cárcel

Fueron arrestados tras una pelea y se les acusa de ser responsables de un grupo de captación de mujeres explotadas sexualmente en Asturias

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Fueron detenidos por una pelea, pero cuentan con un historial delictivo muy amplio. Los hermanos rumanos C. A. S., de 33 años, y S. S., de 38 años, fueron apresados hace unos días en un conocido bar del extrarradio, según informó ayer la Policía Nacional en una nota de prensa.

La propia víctima puso en alerta a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y nada más presentar la denuncia, los agentes de la Brigada Provincial de la Policía Judicial se hicieron cargo de la investigación. Pronto se dieron cuenta de que este no era el único delito que habían cometido en los últimos años.

En 2013 ingresaron en prisión, pero quedaron en libertad tras pagar una fianza

Acumulan varios arrestos por homicidio doloso, lesiones, detención ilegal, delito de prostitución, contra los derechos de los trabajadores, tráfico ilegal, inmigración clandestina con fines sexuales y asociación ilícita. Cada uno de ellos se enfrenta a cien años de prisión y en 2013 estuvieron unos días en prisión. Según informó la Policía Nacional a través de una nota de prensa, hace cuatro años los magistrados de la Audiencia Provincial les impusieron prisión preventiva, después de cometer los delitos de trata de seres humanos, prostitución coactiva, vulneración de los derechos de los trabajadores, blanqueo de capitales y lesiones.

Les acusaron, también, de ser responsables de un grupo que captaba en Rumanía a mujeres que posteriormente eran trasladadas a Asturianas con el fin de ser explotadas sexualmente en diferentes clubes de alterne.

Delitos

200
años de prisión acumulan entre los hermanos rumanos C. A. S. de 33 años y S. S. de 38 años. Fueron detenidos por ser responsables de un grupo que captaba en Rumanía a mujeres para ser explotadas sexualmente. También han sido acusados de homicidio doloso, prostitucón, lesiones, detención iegal y asociación ilícita, entre otros delitos, informó la Policía Nacional.

A pesar de ello, su estancia en la cárcel terminó pronto: pagaron de inmediato la fianza y de nuevo quedaron en la calle. Ahora el juzgado de Guardia ha decretado el ingreso en prisión preventiva para ambos a la espera de juicio, explicaron las mismas fuentes.

El hecho que desencadenó su detención fue una pelea con un compatriota el pasado 15 de junio en un conocido bar de la periferia. En un momento dado, y sin mediar palabra, agredieron de forma repentina a un hombre. Le propiciaron diversos golpes en el rostro que le ocasionaron un traumatismo craneal y una fractura de los huesos de la nariz.

El herido tuvo que ser atendido en el Hospital Central Universitario de Asturias (HUCA).

A pesar de que los hechos se produjeron en un bar, los agentes de la Policía Nacional no los detuvieron el mismo día de la agresión. La víctima fue la que presentó una denuncia y los investigadores pronto conocieron su historial delictivo. A los pocos días procedieron a su detención. Ahora, se enfrentan a esas penas y podrían pasar en la cárceluna larga temporada.

Fotos

Vídeos