Detenidos tres jóvenes por acosar a una menor de edad en San Claudio

La víctima se sentía «vigilada y perseguida constantemente» y tuvo que cambiar de trayectos para no encontrarse con los denunciados

J. C. A./ R. A. OVIEDO.

La Guardia Civil ha detenido a tres personas de nacionalidad marroquí, una de ellas menor de edad, por acosar durante un año a una adolescente en la localidad de San Claudio. Los comentarios pasados de tono comenzaron en agosto de 2016, cuando la víctima empezó a ser increpada en medio de la calle por cuatro jóvenes.

Cuando iba sola le decían 'guapa, danos tu número de teléfono' y otro tipo de expresiones que la víctima no entendía al pronunciarse en otro idioma distinto al español. En alguna ocasión estas expresiones iban acompañadas de gestos para que la joven les acompañase, pero ella siempre se oponía.

Los tres investigados por la Benemérita nunca entendieron que esta menor de edad no quería saber nada de ellos. Cada vez que la veían sola la situación se repetía hasta la saciedad. Según explicó la Guardia Civil en una nota de prensa, los jóvenes llegaron, incluso, a agarrarla del brazo y la víctima huyó como pudo. Se ocultó bajo la gorra que llevaba puesta y salió corriendo, según informaron las mismas fuentes.

Días después de aquel episodio, estos tres jóvenes consiguieron el número del teléfono móvil de la menor. Le empezaron a enviar mensajes a través de una aplicación de mensajería. Según los hechos relatados, al principio, ella no sabía quién le enviaba los mensajes, pero pronto se dio cuenta de que uno de los jóvenes que quien le acosaba en la calle era el que le había escrito estos comentarios gracias a la foto que tenía anunciando su perfil.

En los textos investigados «se aprecia cómo este individuo trata de establecer una comunicación telefónica y física» y la adolescente siempre se oponía, detallaron las mismas fuentes.

Como no respondía, los jóvenes hicieron una videollamada. Ella no descolgó el teléfono para evitar darles confianza y que malinterpretasen la situación.

Ante estos hechos, la víctima confesó «sentirse vigilada, acosada, intimidada y perseguida constantemente», tal y como relata la Guardia Civil en su escrito.

Tanto estrés tenía por la situación que la joven no podía concentrarse en sus estudios, ni tampoco realizaba una vida normal, ya que temía que estos jóvenes apareciesen de nuevo y le acosasen. Es más, llegó a cambiar los trayectos habituales por los que caminaba con tal de no encontrarse con los ahora detenidos y así evitar los comentarios vejatorios.

Se lo contó a su madre

Harta de esta situación la joven decidió contarle a su madre lo que pasaba. Ambas se dirigieron a la Comandancia de la Guardia Civil de Oviedo, situada al lado del edificio de Seguridad Ciudadana de Rubín, y denunciaron los hechos. Afirmó que estaba siendo víctima de un delito de coacción y de inmediato la Policía Judicial de la Benemérita de Tudela Veguín inició una investigación.

Los frutos de esta pesquisa se recogieron la semana pasada, cuando los agentes destacados en la localidad cementera detuvieron a los acosadores, uno de ellos menor de edad. Los tres fueron interrogados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para a continuación ser puestos a disposición de la Fiscalía de Menores del Principado de Asturias y del Juzgado de Instrucción de Guardia. Si hay delito, se enfrentan a hasta dos años y medio de prisión.

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos