Detienen a una conductora por embestir a un policía que iba en moto cerca del Reconquista

Detienen a una conductora por embestir a un policía que iba en moto cerca del Reconquista

Los agentes le dieron el alto en la avenida de Galicia, pero la mujer continuó hasta Marqués de Teverga e hirió a un agente

D. LUMBRERAS OVIEDO.

A escasos metros del hotel de la Reconquista, donde se estaban desarrollando ayer las audiencias de los Reyes de España a los galardonados con las Medallas de Asturias, una mujer fue detenida pasadas las once de la mañana, acusada de atentado a la autoridad. El motivo, arrollar a un agente de la Policía Local que iba en moto y resultó herido leve.

De acuerdo con fuentes policiales, la conductora de un Volvo XC60, que tiene 53 años y responde a las iniciales M. C. P. Q., se encontraba mal estacionada al final de la avenida de Galicia cuando los agentes le dieron el alto. Al darse cuenta, arrancó y trató de huir de las autoridades, que intentaron interceptarla. A continuación, «en Marqués de Teverga con Cervantes, en el semáforo, estaba parada y embistió» a un policía local que iba en moto.

El impacto derribó al agente, cuya pierna quedó prensada entre su vehículo y el de M. C. P. Q. Aquejado de dolor en la rodilla, fue trasladado de inmediato para su evaluación médica al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). No obstante, según ha podido saber este periódico, sus heridas fueron de carácter leve y fue dado de alta en el mismo día, aunque con la pierna hinchada y amoratada.

Practicadas las diligencias policiales oportunas, M. C. P. Q. fue trasladada por los efectivos municipales a la cercana comisaría de la Policía Nacional. Allí permanece detenida, según fuentes del Cuerpo, acusada de un presunto delito de atentado contra la autoridad. Pasó la noche en uno de los calabozos de la calle Juan Benito Argüelles (antes, General Yagüe), donde permanecerá hasta que sea puesta a disposición judicial.

El Código Penal, en su artículo 550, recoge que incurren en el delito de atentado quienes agredan «o, con intimidación grave o violencia», se opongan a la acción de «la autoridad, a sus agentes o funcionarios públicos, o los acometieren, cuando se hallen en el ejercicio de las funciones de sus cargos o con ocasión de ellas». Según la actual redacción, «los atentados serán castigados con prisión de uno a cuatro años y multa de tres a seis meses si el atentado fuera contra autoridad».

Cerca de allí, en la confluencia de las calles Cervantes y Matemático Pedrayes, otra conductora arrojó por los aires a una mujer que se encontraba tomándose una consumición en una terraza hostelera. A continuación, según los testigos, la automovilista se dio a la fuga tras detenerse en un primer momento.

Fotos

Vídeos