Detienen a una empleada del hogar por hurtar joyas a ancianos en sus domicilios

NOELIA GÓMEZ OVIEDO.

La Policía Nacional de Oviedo detuvo la semana pasada a una mujer de 45 años por sucesivos delitos por hurto. Un particular la denunció tras faltarle joyas en su domicilio, lo que dio pie a la investigación por parte del Grupo de Delincuencia Urbana de la Brigada Provincial de Policía Judicial, según informó ayer la Jefatura Superior.

Después de un mes de investigación, los agentes detuvieron a la presunta autora de los hechos. Llevaba trabajando varios años en el cuidado de personas mayores y aprovechaba esta condición de confianza para sustraer joyas de sus domicilios; posteriormente, las vendía en casas de compraventa.

Las investigaciones de la Brigada de Policía Judicial permitieron comprobar que la detenida usó esta técnica en numerosos domicilios en los que había servido.

Dificultad

Los agentes tardaron un mes en determinar su autoría puesto que la dificultad estribó en el perfil de los afectados, personas de avanzada edad, no se percataban ellos mismas de la sustracción de las joyas: algunas pertenecían, por ejemplo, a sus parejas ya fallecidas, de tal manera que tampoco existían denuncias al respecto. En consecuencia, los policías tuvieron que acudir a los domicilios en los que la mujer había trabajado para contactar con las posibles víctimas.

Además, el Grupo de Delincuencia Urbana de la Jefatura Superior de Policía de Asturias consiguió recuperar varias piezas de joyería sustraídas, las cuales fueron entregadas a sus legítimos propietarios.

Con este caso, ya son varias investigaciones en lo que va de año por hechos similares, con tres detenciones de empleadas del hogar, concluyó la Jefatura Superior.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos