Detienen a un menor por el incendio de la terraza de un bar de El Milán

Estado en el que quedó la terraza de la cafetería Pertierra.
Estado en el que quedó la terraza de la cafetería Pertierra. / XXX

El chico, de 17 años, está acusado también de quemar un contenedor la misma noche del suceso junto al campus universitario

D. LUMBRERAS / J. C. ABAD OVIEDO.

La Policía Nacional detuvo anteayer a un chico de diecisiete años como presunto autor de un delito de daños por incendio. En concreto, por haber quemado en la madrugada del pasado lunes la terraza de la cafetería Pertierra, en la calle Luis Braille de El Milán, así como un contenedor de reciclaje de papel junto a uno de los edificios del campus de Humanidades.

Ocurrió el pasado lunes. Los agentes recibieron una llamada a las 00.20 horas que alertaba del fuego y enviaron inmediatamente unidades de Seguridad Ciudadana. «Ante la virulencia de las llamas y el peligro de propagación», informó la Jefatura Superior, los propios policías «utilizaron los extintores de sus vehículos».

Esa misma noche realizaron un despliegue por la zona e identificaron a varias personas; entre ellas, «un menor que se correspondía físicamente con el posible autor del incendio del contenedor».

A continuación, personal de las Brigadas de Policía Científica y Judicial realizó una investigación que permitió determinar que el fuego de la terraza había sido provocado, que este estaba relacionado con el producido en el contenedor e imputar al menor sospechoso por ambos sucesos.

La Policía Judicial arrestó al menor y le tomó declaración en presencia de su abogado. Después fue puesto en libertad y las diligencias policiales trasladadas a la Fiscalía de Menores del Principado de Asturias.

Antonio Pertierra, dueño del establecimiento no ocultó ayer su alegría por la detención del presunto pirómano. Es «estupendísimo que lo detengan y aunque sea menor y no pagará, que le vaya quedando mancha. Estoy encantado», dijo.

Pertierra y su familia emprendieron hace poco la reforma del velador. «Nos costó 40.000 euros, pagados de mi bolsillo porque hubo que hacer obra civil puesto que afectaba a plazas de aparcamiento», explicó el hostelero al que ahora se le han quitado las ganas de seguir invirtiendo en mejoras para su negocio. Le queda hablar con el seguro y, para más adelante, poner una terraza más sencilla y sin unos toldos que los vándalos ya le han roto «cuatro veces». No obstante, en el último suceso la rápida intervención de los bomberos evitó que se calcinara toda la estructura.

En cuanto al incendio en el contenedor explicó que «sería mucha casualidad» que no fuera la misma persona «porque se produjo a los cinco minutos».

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos