Detienen a un traficante y a un delincuente en busca y captura tras la noche de los fuegos

Material incautado por la Policía Local al detenido por drogas. / P. L. O.

La Policía Local también arrestó a dos conductores ebrios, uno provocó un accidente en Santa Susana y el otro se estrelló en General Elorza

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

La noche de los fuegos resultó «tranquila a grandes rasgos», aseguraron fuentes cercanas a la Concejalía de Seguridad Ciudadana. Sin embargo, esa relativa calma se vio interrumpida por varias actuaciones policiales cuyo balance acabó con cuatro detenidos horas después de haber finalizado el espectáculo pirotécnico en el parque de Invierno.

La más llamativa tuvo lugar ayer a las diez y ocho minutos de la mañana. La sala del 092 recibió una llamada alertando de que un individuo «yacía inconsciente» en un portal de la calle Pablo Alonso. Cuando los agentes se personaron en el lugar y procedieron a su identificación, comprobaron que se encontraba en busca y captura. De hecho, intentó huir de la Policía que finalmente lograron interceptar en la calle Cortijo donde le detuvieron.

Antes, a las diez de la mañana, otra patrulla de la Policía Local arrestó a un joven por un delito contra la salud pública. Fue en la calle Arzobispo Guisasola, donde había aparcado su vehículo. Cuando los agentes procedieron al registro del coche, encontraron en la guantera 19 cápsulas de hachís, cocaína y material para cortar y pesar la droga, según informaron fuentes policiales a través de una nota de prensa.

Las otras dos detenciones se produjeron durante la primera hora de la mañana de ayer y estuvieron relacionadas con sendos delitos contra la seguridad vial, por superar la tasa de alcohol permitida. El primero de los arrestos tuvo lugar en la calle Santa Susana tras un accidente en el que estuvieron implicados dos vehículos. Uno de los conductores superó la tasa de alcoholemia permitida.

El segundo de los arrestos ocurrió una hora después a raíz, también, de un siniestro motivado por la ingesta de alcohol. En esta ocasión, solo estuvo implicado un conductor que perdió el control del coche en el que viajaba y acabó estrellándose en la calle General Elorza. Superaba los límites de alcohol permitidos al volante.

La noche de fuegos terminó con estas cuatro detenciones, sin embargo hasta ahora han sido unas fiestas sin incidentes excesivamente relevantes. Durante el primer fin de semana de los festejos no hubo que lamentar ningún suceso grave, eso sí hubo actuaciones contra el botellón, delitos por consumo de alcohol al volante y la fachada de la iglesia de La Corte apareció con una pintada. La lluvia caída durante el primer fin de semana también incidió, ya que fue mucha la gente que desistió de salir debido a la climatología.

Hoy comienza el último fin de semana de San Mateo y la previsión de buen tiempo atraerá más público, un hecho con el que ya cuentan los agentes de la Policía Local y de la Policía Nacional encargados de velar por la seguridad durante el operativo especial de seguridad dispuesto en estos diez días de fiesta..

Fotos

Vídeos