El debate sobre los chiringuitos de San Mateo termina en los tribunales

Ovetenses disfrutan de las fiestas de San Mateo en la plaza de Porlier./ MARIO ROJAS
Ovetenses disfrutan de las fiestas de San Mateo en la plaza de Porlier. / MARIO ROJAS

Los hosteleros de Otea también acusan al gobierno local de «politizar» San Mateo

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

La organización de las fiestas de San Mateo se ha vuelto caótica. Faltan detalles importantes por rematar, como la instalación del escenario de la Catedral, y hoy el Partido Popular presentará una denuncia contra los nuevos chiringuitos. Su objetivo es paralizar la licitación en marcha hace una semana al constituir, indicó ayer, «una ofensa moral» a las asociaciones con «verdadero interés social». Señala, además, que los hosteleros quedan excluidos de este proceso ya que el gobierno local «solo beneficia a las entidades amigas y su ejército de activistas». Cuando el año pasado se hizo este procedimiento, solo La Mateína - formada por las organizaciones Stop Desahucios, Asturias Acoge, La Ciudadana, Yetooponese y Cultura Popular- reunió toda la documentación exigida en los pliegos de contratación.

No será la primera vez que el principal partido de la oposición acuda a los tribunales por un hecho similar. Hace un año pidió la suspensión de todas los festejos al considerar que la ocupación de diversas vías y su posterior modificación se hizo al margen de la ley. Sin embargo, la magistrada Belén Alicia López López archivó en junio esta denuncia cuando al excluirlo del interés judicial.

Esta ocasión la batalla es contra los chiringuitos. La edil popular y expresidenta de la SOF Belén Fernández Acevedo lleva dos años pidiendo un cambio de modelo y el equipo de gobierno se defiende argumentando que durante los 24 años que el PP gobernó no se hizo ninguna modificación del reglamento y se adjudicaron estas casetas «a dedo». «Intenta utilizar la Justicia para el debate político, ya que ellos también aumentaron el número de instalaciones sin un concurso de por medio», defendió ayer el edil de Festejos, Roberto Sánchez Ramos.

Esta batalla no solo se produce entre los diferentes grupos municipales. Otea (la asociación de Turismo y Hostelería de Asturias) se sumó ayer a las acusaciones a través de un comunicado de prensa donde criticó que el equipo de gobierno ha «politizado los chiringuitos». Argumenta que durante los últimos 33 años, las diferentes agrupaciones se han aprovechado económicamente de las fiestas de San Mateo a pesar de que no ha habido ningún concurso para adjudicar estas instalaciones: «El monopolio del que habla el alcalde con Gastromateo, que por cierto estaba abierto a todos los hosteleros, se produce con estas instalaciones, ya que ocupando los mejores espacios del recinto festivo», acusó el presidente de la federación, José Luis Álvarez Almeida.

Asimismo, se quejó de que el horario que tienen los chiringuitos es mucho mejor que el de las casetas que se instalarán en el paseo del Bombé: «Los hosteleros están obligados a echar la persiona dos horas antes que el resto sin ninguna razón, ni explicación».

Catorce días

Solo quedan catorce días para que arranquen las fiestas. A las ocho de la tarde del viernes 15 el periodista británico Sid Lowe leerá el pregón desde el balcón del Ayuntamiento y después las jugadoras del Real Oviedo Femenino y Oviedo Balonmano lanzarán el chupinazo. A pesar de que el tiempo apremia, aún quedan muchos detalles por rematar. Mañana se cerrará la adjudicación del concurso para solicitar los nuevos chiringuitos y las nuevas casetas. Esta licitación se puso en marcha hace una semana, cuando la junta de gobierno dio el visto bueno a los pliegos de contratación. Por el camino también hubo problemas. Un fallo en la documentación retrasó el proceso y por fin el viernes vio la luz.

El lunes, igualmente, se cerrará el procedimiento negociado para adjudicar el escenario de la plaza de la Catedral. Esta semana, la mesa de contratación de la SOF echó para atrás la candidatura de GAM Eventos por un error en la documentación. El poder que posee el representante de esta sociedad era tres veces inferior al dinero que aparece el contrato y Abogacía Consistorial rechazó la oferta. De inmediato la junta de gobierno buscó una solución y fue cuando se creó este procedimiento urgente.

Con esta situación encima de la mesa, el Partido Popular vaticina que en San Mateo va a reinar «el caos, la chapuza y la ilegalidad». «Las prisas no son buenas y por ejemplo con el escenario de la Catedral se ha hecho un fraccionamiento de contrato» y ahora la seguridad, la limpieza, el catering junto al traslado de los artistas se adjudicará a través de un contrato menor, criticó ayer Fernández Acevedo.

De igual forma, recordó que debería ser el Ayuntamiento quien adjudicara los nuevos chiringuitos y las casetas del Bombé en vez de la SOF, ya que es «ilegal».

Más

Fotos

Vídeos