«Es difícil saber qué inversiones se van a ver afectadas por el Calatrava», dice el alcalde

El alcalde Wenceslao López y la edil Ana Rivas visitaron el fin de las obras de asfaltado en Ciudad Naranco. /  PABLO LORENZANA
El alcalde Wenceslao López y la edil Ana Rivas visitaron el fin de las obras de asfaltado en Ciudad Naranco. / PABLO LORENZANA

R. A. / J. C. A. OVIEDO.

El pasado viernes, aparte de nombrar a Mariano Marín sucesor de Gabino de Lorenzo al frente de la Delegación de Gobierno, e Consejo de Minsitros dictó un decreto ley crucial para muchos ayuntamientos y en concreto para el de Oviedo: prorrogar el destino del superávit de 2017 para inversiones financieramente sostenibles. Ayer, el alcalde Wenceslao López hizo referencia a esta vía abierta para la financiación de las obras proyectadas en la ciudad.

Con dos salvedades, «problemas», los llamó López. El primero, la ejecución de la sentencia del Palacio de Congresos para la que la fecha límite es de dos meses y medio y para la que Economía tiene que destinar 18 millones más los intereses. El segundo escollo es el déficit de más de 4 millones con el que se aprobó el presupuesto municipal y que también se necesita dejar a cero para poder pedir el crédito que abra la puerta de las inversiones y el pago de la sentencia.

«El primer criterio es garantizar el equilibrio presupuestario y cumplir la regla de gasto para que no haya riesgo al solicitar el préstamo», explicó el alcalde. «Se va a resolver la sentencia por la vía de reducir las inversiones y detraer al menos 18 millones más los 4,6 del déficit», añadió.

Si el Ayuntamiento cumple con todo lo anterior podrá usar el superavit tanto para amortizar deuda como para invertirlo en el capítulo sexto del presupuesto.

El decreto ley aprobado es importante porque además de abrir la puerta a inversiones también permite «no requerir el desarrollo de estas últimas en el mismo ejercicio» y se podrán ejecutar a dos años vista. Con las dificultades de personal que atraviesa el Ayuntamiento, esta salvedad facilita que se lleven a cabo y que la tramitación de las obras, que tienen que ser «urgentes» según Hacienda, no lo sean tanto.

El alcalde, sin embargo, no se quiso mojar en avanzar cuáles de las obras se van a ver comprometidas con el recorte. «Las medidas que se tengan que tomar son importantes y esperemos que el impacto que haya sobre las inversiones sea el mínimo posible», explicó antes de afirmar que «ahora mismo es difícil saber qué inversiones se van a ver afectadas»,

La «deuda» del Calatrava pasará ahora por la comisión de Economía y dos plenos. Uno, de aprobación inicial y el definitivo. «Todo esto lo tenemos que hacer en un periodo de tiempo inferior a los dos meses y medio para cumplir la sentencia. Estamos ante un hecho presupuestario de gran dimensión y tenemos que ajustar todas las piezas», remató López.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos