El diseño del plan especial para el Naranco estará listo a finales de año

La imagen de Santiago Apóstoldurante la procesión, con la Real Banda de Gaitas Ciudad de Oviedo. / ALEX PIÑA
La imagen de Santiago Apóstoldurante la procesión, con la Real Banda de Gaitas Ciudad de Oviedo. / ALEX PIÑA

El edil de Urbanismo anuncia que las expropiaciones de los terrenos del entorno de los monumentos comenzarán en 2018

CECILIA PÉREZ CECILIA PÉREZ OVIEDO. OVIEDO

El Ayuntamiento espera que el diseño del plan especial del Naranco termine a finales de año. Así lo apuntó el concejal de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo, ayer durante la romería de Santiago Apóstol en las inmediaciones de Santa María del Naranco. El gobierno local dispone de 100.000 euros del crédito presupuestario del año pasado para la redacción.

La primera parte versa sobre la protección del palacete Prerrománico y la iglesia de San Miguel de Lillo. Esta primera actuación estará lista en «menos de un mes», avanzó el edil, que confía en concluir a finales de año o principios de 2018 los dos planes especiales: «Uno, el de los monumentos del Monte Naranco, y otro para lo que está justo debajo, para poder realizar esa gran zona de parques de accesos peatonales y para la protección del Prerrománico asturiano». Todo para garantizar que el tráfico rodado se aleje de esa emblemática zona y «blindarlos de posibles crecimientos residenciales».

Entre esas actuaciones se contempla la creación de una variante y el desarrollo de un área verde que comunique la pista Finlandesa con el entorno de los Monumentos. «Se va a crear una gran red de espacios peatonales que permitan el acceso a los monumentos y salvar los obstáculos de accesibilidad para las personas con movilidad reducida», especificó Fernández del Páramo.

Para desarrollar estas actuaciones será necesario realizar varias expropiaciones en el entorno de los monumentos. El Principado de Asturias juega una baza importante: «En el ámbito superior es competencia del Principado, pero en los del ámbito inferior, derivados de la variante, tendremos que ver de dónde obtenemos los fondos que pueden ser tanto municipales como estatales o autonómicos».

El tiempo que baraja el edil de Urbanismo es que para 2018 comiencen los trámites de la expropiación. «Se necesita primero tener los proyectos para luego realizarlas», matizó Del Páramo.

La idea de aislar y proteger el entorno de los monumentos no es nueva. El Plan Director del Principado de Asturias de 1986 ya planteaba el desvío del tráfico rodado a través de una variante que permitiese convertir la carretera que da acceso al Naranco en un entorno peatonal. La propuesta choca con la Ronda Norte.

La asociación de vecinos Fuente de los Pastores cumplió con la tradición «centenaria» de honrar a Santiago Apóstol. Lo hizo en un marco único, Santa María del Naranco. Hasta allí llegó la imagen del santo en procesión desde la parroquia de Santa María. La Real Banda de Gaitas Ciudad de Oviedo acompañó a la comitiva hasta la explanada del monumento donde se celebró la misa de campaña, en la que la balconada de Santa María del Naranco hizo de altar durante la homilía.

Más información

A este acto asistió el alcalde de Oviedo, Wenceslao López, a pesar de que el regidor no se prodiga por eventos religiosos, ya que siempre defendió la separación de los estamentos públicos de la Iglesia. Junto a él, los concejales del PP María Ablanedo y Fernando Fernández Ladreda.

Tras la misa se dio el pistoletazo de salida a una romería tradicional que presumió de celebrarse en una jornada soleada. Los vecinos aprovecharon el buen tiempo para disfrutar de una comida al aire libre. «Es la forma antigua de celebrar las fiestas. La gente trae su comida y compartimos todo», apuntó Juan Pérez, miembro de la comisión de festejos.

Esa misma comisión repartió ayer 575 bollos de chorizo y otras tantas botellas de vino. «El bollín viene muy bien para acompañar a la tortilla y a la empanada que traemos», aseguró Pilar Fernández, que guardaba sitio en una de las mesas que dispuso la organización de la fiesta. «Nos solemos juntar casi 400 personas y podemos llegar hasta las 1.000», señaló Juan Pérez. «Y aguantamos hasta que se pone el sol», advirtió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos