El edificio del Pavo Real, 'ludoteca' en San Mateo

El edificio del Pavo Real fue sede de la Escuela de Hostelería.
El edificio del Pavo Real fue sede de la Escuela de Hostelería. / PABLO LORENZANA

La Sociedad Ovetense de Festejos organizará en el interior del inmueble del Campo actividades para los más pequeños

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Poco a poco se van conociendo las actividades que la Sociedad Ovetense de Festejos (SOF) está diseñando para las fiestas de San Mateo. Hace dos semanas, se hacía público que el periodista británico Sid Lowe será el pregonero y las jugadoras del Oviedo Moderno y del Oviedo Balonmano femenino darán el chupinazo desde el balcón del Ayuntamiento. También se anunciaron los veintiocho conciertos que se celebrarán en la plaza de la Catedral y ahora la junta de gobierno ha aprobado por unanimidad la utilización del edificio del Pavo Real, situado en el Campo de San Francisco, para la celebración de actividades infantiles y albergar los diferentes elementos decorativos que se utilicen a lo largo de los festejos.

En concreto, la Concejalía de Cultura desarrollará estas actividades a lo largo de quince días, desde el día 13 hasta el 27 de septiembre, y una vez finalizada toda la programación la SOF deberá dejar el edificio en perfecto estado de conservación, incluida la limpieza del mismo.

El edificio del Pavo Real lleva tres años sin un uso concreto. En 2014, la Escuela de Hostelería trasladaba su sede a Olloniego y desde entonces se han organizado actividades de forma esporádica. Sin ir más lejos, el alcalde recibió el año pasado allí a los Reyes Magos y también se desarrollaron algunas actividades pertenecientes a la Concejalía de Participación.

El colectivo SOS Cultura se propuso hace un año que este edificio se destine a exposiciones de «arte y de naturaleza», a actividades infantiles o que sea la sede de la Universidad Popular. Pero mientras el equipo de gobierno se decide, el tiempo pasa y el verano pasado las instalaciones sufrieron un acto vandálico. Unos gamberros accedieron por la parte trasera del inmueble y rompieron los cristales de las ventanas. También destrozaron el poco mobiliario que había y la cafetera que se guardaba para las reuniones quedó hecha pedazos.

Fotos

Vídeos